lunes, 7 de marzo de 2011

21. El venerable sacramento de la Cuaresma


(Instrucción o catequesis)

Hermanos:

1. Estas palabras no son una homilía; son sencillamente una instrucción o catequesis cuaresmal, como la que anteriormente pronunciamos hablando del tema “Miércoles de ceniza, y qué es mistagogía”.
El Miércoles de ceniza es la apertura y convocatoria de la Cuaresma, pero la inauguración solemne es la celebración eucarística del Primer Domingo de Cuaresma. Sucede que en este domingo por dos veces se habla del Sacramento de Cuaresma, expresiones que en las traducciones a nuestras lenguas con frecuencia desaparece, como veo en el Misal que tengo delante.
La oración del día dice: “Al celebrar un año más la santa Cuaresma…”, cuando en rigor el texto original dice: “Al celebrar un año más los ejercicios del sacramento cuaresmal”.
Luego, en la oración sobre las ofrendas se habla de “las ofrendas que te presentamos y que inauguran el camino hacia la Pascua”. En el texto original se habla de que con estas ofrendas celebramos "el exordio del mismo venerable Sacramento”.
Según este lenguaje la Cuaresma es Sacramento.
¿Cómo que la Cuaresma es sacramento, si los sacramentos son siete, los Siete Sacramentos?
Efectivamente los sacramentos son siete y no son ocho ni son seis. Los siete sacramentos son: Bautismo y Confirmación, Penitencia y Eucaristía, Orden Sacerdotal y Matrimonio, y Unción de los Enfermos.
Y siendo esto así, el Concilio, al hablar de la Iglesia y dice que es Sacramento universal de salvación.

2. Esto procede básicamente de la Sagrada Escritura. El Nuevo Testamento se escribió en griego, y la palabra “mysterion” que obviamente significa “misterio”, se tradujo en lugares muy significativos por “sacramentum” (Efesios 1,9; 3,3; 3,9; 5,9). Y así el misterio escondido desde los siglos en Dios, es el sacramento escondido desde los siglos en Dios.
En suma, en esta perspectiva, )qué es, pues, sacramento? El sentido principal es este:
- Es una realidad divina,
- oculta,
- que pertenece directamente a Dios,
- que Dios mismo manifiesta,
- y que en el Nuevo Testamento incluye todo el designio de Dios con su Hijo Jesucristo,
- que acontece para nosotros,
- y se nos revela para nosotros.
La Iglesia es el Sacramento de Dios, e incluye todos los otros sacramentos, desplegados en una Historia de salvación.

3. Este Venerable Sacramento que iniciamos
1) Es el acontecimiento pascual de Cristo, que incluye
S   muerte de Cristo,
S   descendimiento al abismo (al lugar de la espera),
S   resurrección,
S   ascensión,
S   venida del Espíritu Santo,
S   Parusía de Jesús.
2) Que recoge los misterios anteriores de Cristo, origina­dos por la Encarnación:
todos los Apasos@ de la vida Jesús (por ejemplo, el bautismo, el desierto),
- todos los aspectos de la vida del Señor (el tauma­turgo, el profeta, el maestro...).
3) Que acontece hoy en la Iglesia,
- en la cual habita toda la plenitud de Cristo,
- en la cual late igualmente toda la historia humana y la esperanza de los hombre.
4) Y que se celebra hoy por los signos sacramentales (tiempos, ritos, palabras, signos...).
5) Y que en concreto el Venerable Sacramento que se comienza solemnemente en el primer domingo de Cuaresma y se anticipa en el Miércoles de Ceniza abarca íntegramente, sin que se pueda romper toda la Cuaresma y toda la Pascua.
El tiempo de Cuaresma y el tiempo de Pascua forman una unidad irrompible, como lo expresamos en su momento.
- Celebrar la Pascua es adherirse al triunfo del Señor.
- Celebrar la Cuaresma es adherirse al Desierto de Jesús, a la Pasión y Muerte del Señor.
Es bien evidente que en el centro de la Pascua está Jesús. Esto mismo tiene que hacérsenos evidente cuando hablamos de la Cuaresma: el centro de la Cuaresma es Jesús. Y la gracia de la Cuaresma nos viene del centro, que es Jesús.
4. Pero veamos cómo quiere proyectar Dios en nuestra vida este Venerable Sacramento

El Atiempo@ se convierte en sacramento. El Domingo, cada domingo del año, como Día del Señor, es un sacramento de la presencia y de la actuación de Cristo en la Iglesia y en mi propia vida. El Domingo está penetrado de la presencia de Jesús, el Señor, y de la actuación del Espíritu Santo.
Los 50 días de Pascua son todos juntos puestos en unidad Acomo un gran Domingo@ (expresión de san Atanasio).
Los 6 Domingos de Cuaresma en ningún momento dejan de ser Adías pascuales@, incluso dentro de Cuaresma. Los domingos de Cuaresma son más importantes que los días feriales de Cuaresma.
Y todos y cada uno de los días de Cuaresma, penetrados de la presencia de Cristo, quedan santificados por la presen­cia del Espíritu, y son constituidos como días de Cristo, días en los cuales vamos a pensar en el único Misterio de Cristo,  diversificado a través de todos y cada uno de Alos misterios de la vida del Señor@.
Todo el tiempo ha sido Asantificado@ y Aconsagrado@ por la presencia de Dios en el don del Misterio de la Encarna­ción.

5. Las grandes celebraciones de Cuaresma, en donde resplandecer la acción de Dios en la Historia de la salvación de Dios hoy, son las siguientes:
- la Palabra, entregada, día a día, a nosotros como integrante esencial de la palabras de la Biblia;
- la celebración de la Eucaristía, participando todo el pueblo santo de Dios, y acercándose a la sagrada comunión,
- la celebración del Perdón mediante el Asacramento@ de la penitencia o Reconciliación.
En estas tres celebraciones viene a torrentes a nuestros corazones la gracia del Señor

6. Y aquí, en esta área sagrada, es donde nosotros incluimos lo que la liturgia llama los anuales ejercicios del Sacramento Cuaresmal (annua quadragesimalis exercitia sacramenti@), Oración colecta del primer Domingo de Cuaresma).
Estos ejercicios anuales son el ayuno, la oración y la limosna, temas que son familiares en nuestra predicación.

Hemos querido subrayar esa visión espiritual y mística,    que nos une directamente a Cristo, porque cuanto más centremos la Cuaresma en él, más cerca estamos de la fuente de la vida.
Que su bendición  nos acompañe en todo momento. Amén.


Sobre este tema puede verse el himno ¡Oh hermoso y venerable sacramento!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
;