lunes, 18 de abril de 2011

31. Martes Santo


Martes Santo

Sobre el Segundo Cántico  del Siervo de Yahweh
Is 49,-6
Meditación y canto

Texto bíblico
Escuchadme, islas; atended,
pueblos lejanos.
El Señor  me llamó desde el vientre materno,
de las entrañas de mi madre,
y pronunció mi nombre.
Hizo de mi boca una espada afilada,
me escondió en la sombra de su mano;
me hizo flecha bruñida, me guardó en su ajaba,
y me dijo: «Tú eres mi siervo, Israel,
por medio de ti me glorificaré.»
Y yo pensaba: «En vano me he cansado,
en viento y en nada he gastado mis fuerzas».
En realidad el Señor defendía mi causa.
Y ahora dice el Señor;
el que me formó desde el vientre como siervo suyo,
para hacer que le devolviese a Jacob,
para que le reuniera a Israel;
he sido glorificado a los ojos de Dios.
Y mi Dios era mi fuerza.
«Es poco que seas mi siervo
Para restablecer las tribus de Jacob
y traer de vuelta a los supervivientes de Israel.
Te hago luz de las naciones,
para que mi salvación alcance hasta el confín de la tierra.»

Meditación y canto
El Siervo es "Jesús Abandonado". Abandonado no es fracasado; bien al contrario, es el paso redentor que el Padre aguarda para que pueda hacerse la unidad del mundo disperso. El Siervo ha de ser no sólo la restauración de Israel en el exilio, sino la luz del mundo, y la congregación de todos los pueblos.
Escribimos este himno el día del funeral de Chiara Lubich (1920-2008), que ha tenido lugar a las 3 de la tarde del Martes Santo, en la basílica de San Pablo Extramuros, presidido por el Cardenal Secretario de Estado Tarsicio Bertone. Chiara Lubich murió en olor de santidad el "viernes de pasión" (14 de marzo). "Jesús Abandonado" ha sido uno de los puntales de su espiritualidad, tan hermosa y esperanzadora. La primera lectura de la misa funeral ha sido el texto de Job 19: Yo sé que mi Redentor vive; en el salmo responsorial se escuchaba el gemido humilde de Jesús: Dios mío, Dios mío ¿por qué me has abandonado? En la segunda lectura resonaban frases de san Juan en su apremiante exhortación a la unidad (Primera de Juan). El Evangelio estaba tomada de la Oración de Jesús al Padre antes de iniciar la Pasión, rogando por la unidad de los creyentes.

1. La flecha bruñida,
que hiende los vientos,
y limpia se clava;
la espada afilada,
que surca la carne
y el alma traspasa;
¿quién es o quién tiene
la espada afilada,
guardada en su aljaba?

2. La boca que habla
sentencias de fuego,
que sana o que mata;
los labios de brasa
que encienden y queman
que endulzan o braman;
¿quién es esa gracia
del cielo venida,
quién es la Palabra?

3. Del vientre elegido,
del seno llamado,
antes del principio;
de virgen nacido,
por ella adorado,
por ella mecido;
Jesús es el Hijo,
el Siervo obediente,
el todo querido.

4. ¡Oh Siervo bendito,
es poco que seas,
del pueblo el camino;
retorno de exilio,
pastor del rebaño
disperso y perdido.
Jesús, has vencido.
serás luz del mundo,
Mesías ungido.

5. No fue tu tarea
fulgor y fracaso
ni escasa cosecha;
salvaste la tierra
de todo enemigo
en toda pelea;
Jesús, dulce presa,
del Padre amoroso,
que asiste en la prueba.

6. Victoria y certeza
tu esposa adorada
te canta en la espera.
Jesús, bella senda,
que lleva a la paz,
tu paz gloria sea.
En luz sempiterna;
ya no abandonado
Jesús ¡vive y reina! Amén.

El poema y su introducción fue publicado por el autor en: mercaba.org - Rufino M° Grández - El año litúrgico - Cuaresma - VI. Himnos para Pasión y Semana Santa.

(Ejecución. Cada estrofa, de nueve versos de arte menor, tiene tres "tresillos", asonantados, separados por el signo de ";", concertando el primero con el tercero, y el segundo libre. Las dos primeras en el ritmo a-a, las dos siguientes en i o; las dos últimas en e-a.
Nota. Nos remitimos a la exégesis de estos textos que presentamos en "Inmersos en la Pasión de Jesús, el Hijo y el Siervo", en: Oración de las Horas 30, 1999, Material para la celebración, *1-8).
(Información ulterior. El Papa Benedicto XVI dijo tras conocer la noticia: "He recibido con emoción la noticia de la muerte de Chiara Lubich, al final de una vida larga y fecunda caracterizada incansablemente por su amor hacia Jesús abandonado. En esta hora de separación dolorosa estoy cercano espiritualmente y con afecto a los familiares y a toda la Obra de María -Movimiento de los Focolares, que ella fundó, como a todos los que han apreciado su compromiso constante por la comunión en la Iglesia, el diálogo ecuménico y la hermandad entre todos los pueblos. Doy gracias a Dios por el testimonio de su existencia dedicada a la escucha de las necesidades del ser humano contemporáneo en plena fidelidad a la Iglesia y al Papa. Mientras confío su alma a la Bondad Divina para que la acoja en el seno del Padre, deseo que cuantos la conocieron y encontraron admirando las maravillas que Dios cumplió a través de su entrega misionera sigan sus huellas manteniendo vivo su carisma. Con esos votos invoco la intercesión maternal de María e imparto a todos la bendición apostólica".
La Confraternidad Argentina Judeo – Cristiana por su parte expresó: "el mundo pierde una mujer excepcional, madre y guía espiritual de muchísimos hombres, su generosidad en el vivir la plenitud de la Palabra de Dios fue más allá del mundo cristiano”
De la agencia Zenith, 12 abril 2011: La biografía oficial de Chiara Lubich, titulada “LlevarTe el mundo entre los brazos” fue presentada ayer en el Palacio de la Cancillería de Roma, con testimonios, temores, esperanzas y la idea de que la figura de la fundadora del Movimiento Focolar no se puede encerrar solo en una biografía…)

(Escribí: Martes Santo, 18/III/2008)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
;