sábado, 25 de junio de 2011

61. Corpus Christi: Jesús Eucaristía por las calles

Domingo de Corpus Christi

Hermanos:

Corpus Christi, que en la nomenclatura actual de la liturgia de la Iglesia es la Solemnidad del Cuerpo y de la Sangre de Cristo, tiene su día señalado en el Calendario espiritual de la Iglesia. Es el jueves que sigue al domingo de la Santísima Trinidad, domingo este que se celebra inmediatamente después de Pentecostés.
La evolución social del ambiente ha hecho que en tantos lugares esta fiesta de amor no sea en el jueves señalado, sino en el próximo domingo. Así ocurre en España. En México, desde donde escribo, los Obispos han retenido el jueves tradicional.
El haber participado en este Jueves del Santísimo Sacramento en la procesión del Santísimo por plazas y calles, saboreando la piedad popular de las gentes ha hecho brotar en mi corazón unos sentimientos, que me han recordado días muy hermosos de época pretérita. Pudiera pensarse que es la nostalgia y el sentimentalismo que se han concordado para traicionarme. Pienso que no; al menos, no lo quisiera. He vivido una celebración cálida de amor que algunod cristianos que se asoman a estas páginas gustarán en compartir.
Un homenaje público a Jesús Eucaristía, cuando sale realmente de una comunidad humana que cree en él. Es lo que acabo de vivir, de una manera profundamente humana en Aguascalientes.
Aguascalientes está en el centro geográfico de México y el sentir del pueblo es sencillamente católico. En las cinco visitas que el beato Juan Pablo hizo a este país, no llegó hasta la ciudad. Pero sí al aeropuerto, cuando de acá un helicóptero le trasladó a San Juan de los Lagos. La gente, entonces, salió a recibirle como a un padre, a mostrarle su cariño y pedirle su bendición. El recuerdo de aquel encuentro quiso hacerse imperecedero en un momento de bronce que la Ciudad dedicó al Papa. Juan Pablo está pie, caminando, con los brazos abiertos. Y me dicen que ante este monumento nunca han faltado ni flores ni devotos.
Esta hermosa ciudad, cuyo nombre se debe a las aguas termales, de raigambre española, al menos por ciertos signos – la Monumental para las corridas – levantó un  gallardo monumento a Don Quijote y Sancho Panza, con una sabia inscripción del Quijote, testimonio cultural que la ennoblece. Lo de Juan Pablo II fue distinto: un monumento del corazón, un testimonio de fe.
Desde esta fe de las gentes sencillas se recorre la hermosa procesión del Corpus, con tres estaciones, todo delicadamente preparado en un folleto que se distribuye a los participantes. Tras la misa, celebrada en el zócalo capitalino, Plaza de la Patria, se sube al Santísimo a la Carroza preparada. La Carroza, en el soporte de un camión, es una barca que emerge en las olas. En la barca un Ángel erguido (parece un Ángel del Apocalipsis), con vestiduras de quien está sacerdotalmente ante la Presencia, eleva en alto hacia el cielo y hacia los fieles una grande Hostia, protegida en su cápsula. Sube el Obispo a la Carroza y en un reclinatorio permanece de rodillas durante la procesión, adorando al Amor de los amores. Los diáconos inciensan profusamente al Señor, mientras la Carroza avanza.
Y avanza la procesión con cánticos populares y oraciones a Jesús Sacramentados. Van en primera fila las Banderas de la Adoración nocturna. Es hermoso y emotivo el homenaje que se tributa a Cristo Eucaristía.
Pude participar en él, y dando unos Ejercicios a sacerdotes de la diócesis, el Obispo me invitó a predicar. Con gozo aclamé a Jesús en aquella Plaza de la Patria. Al día siguiente (ayer) un periódico local recogía la crónica del acto. Y, como es parte del homenaje, puedo transcribir los párrafos, reflejo también del alma del pueblo.

“Durante la ceremonia, el franciscano capuchino originario de España, Rufino María Grández Lecumberri, quien de visita en Aguascalientes por la mañana impartió ejercicios espirituales al presbiterio, explicó ante los presentes que en la Eucaristía se contiene todo el bien de la Iglesia – sí, lo dije citando al Concilio Vaticano II -, de Ella brota el manantial que llena al hombre de todas las gracias.
La Eucaristía es la fuente de toda la vida de la Iglesia y en la Eucaristía vuelven todos nuestros amores, agregó el sacerdote.
Al presidir la Homilía informó a los presentes que el próximo día 29 de junio, en el marco de la festividad de San Pedro y San Pablo, el Papa Benedicto XVI cumplirá 60 años de sacerdote, por lo que exhortó a todo el pueblo católico a participar en una gran colecta para hacerle un regalo.
Sin embargo no es un regalo material, sino espiritual, se trata de 60 horas de adoración a Jesús Eucaristía ante el Santísimo Sacramento.
«En realidad no es un regalo que le hacemos a Benedicto XVI sino a Cristo Jesús, nuestro amado Señor», resaltó”.

Al volver a casa, recordaba con sabor en el corazón lo vivido, yo escuchaba en mi interior la animación espiritual que un sacerdote iba haciendo desde la megafonía.
Para la ciudad de Aguascalientes, para sus adoradores, para la gente sencilla – mis hermanos –, para quien camine tras el Santísimo en una procesión de amor... brindo y les mando una Rima que, rápida, fluyó de mi corazón. Ojalá que el año que viene, desde la megafonía sea con un puñado de pétalos más lanzados a la Santa Hostia.

Rima de adoración
en la procesión de Corpus Christi en Aguascalientes


1. Entre su pueblo querido
Jesús amado navega;
Aguascalientes es mar
como el mar de Galilea.

2. Su Carroza es una barca,
que a la Iglesia representa;
nuestros cantos y oraciones
son una suave marea.

3. Banderas blancas preceden
en esta sagrada fiesta,
banderas de Adoración
que a su Rey la noche velan.

4. El Ángel cual Sacerdote
la divina Hostia eleva
y nosotros adoramos
a Cristo que vive y reina.

5. Los ministros del Señor
le acompañan y rodean,
y las flores y el incienso
brindamos a su presencia.

6. ¡Oh Jesús, Hijo de Dios,
que tomaste carne nuestra
en las entrañas purísimas
de la Virgen Nazarena!

7. María fue tu sagrario
nueve meses en la tierra,
y su fe de fiel creyente
fue cuna de gracia llena.

8. Jesús de la Encarnación,
Jesús de la Historia entera,
del mundo amado de Dios
eres tesoro y herencia.

9. Jesús, misterio pascual,
hoy y aquí eres presencia,
oh Cristo Resucitado
que hasta nosotros te llegas.

10. Y nosotros te abrazamos
cual María Magdalena,
que entre todos los discípulos
te vio ella la primera.

11. En el mar de sufrimientos
tú eres la paz verdadera,
y en la noche oscura y ciega
tú eres la luz que serena.

12. ¡Oh Jesús Eucaristía,
Jesús de la santa Cena,
día a día con nosotros
eres don y eres promesa.

13. Nosotros te paseamos
por plazas, calles y tiendas,
donde penas y alegrías
van tejiendo su faena.

14. Eres nuestro para siempre,
siempre al lado, siempre cerca,
y tú nos llevas al Padre,
al hogar que nos espera.

15. Bendice, Cristo bendito,
las familias que contemplas;
tú nos amas y tú quieres
que tu gracia todos tengan.

16. Al Padre y al Santo Espíritu
y a Jesús que vive y reina,
sea el amor y la gloria
por darnos la vida eterna. Amén.

Aguascalientes, junio 2011.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Paz y Bien...
muy bonita rima compuso fray, sabe desde que lo vi en la plaza me senti transportado al mismo Francisco, usted irradiaba la humildad franciscana de los primeros origenes. me llamo Manuel nos acercamos a usted al final de la procesion en el templo del Sagrado Corazon, mi esposa y yo fuimos Jufra yo por 9 años y ella por 5 nuestra farternidad se llama JuFra Santo Toribio Romo tuve la dicha por gracia de Dios de ser uno de los fundadores y actualmente estamos tratando de formar la OFS en la parroquia, espero que con la ayuda de Dios y de nuestro Padre Serafico se lleve a cabo.
Que Dios lo bendiga y lo guarde, su hermano en Cisto y San Francisco...
La dicha de la Paz le colme de Bien....
Sus hermanos, manuel y laura
paz y bien....

Publicar un comentario en la entrada

 
;