sábado, 7 de abril de 2012

217. Noche pascual: Flor nupcial de primavera



¡Felicidades!

Noche de Pascua, noche de bodas. Vuelven recuerdos, al preparar la Vigilia Pascual que va a comenzar. Comparto contigo, hermano, hermana, el primer poema pascual que escribí (Pascua 1977). Desde entonces en cada Pascua ha florecido un Himno, y estos cantos al Señor van marcando, por su misericordia, la ruta de mi vida.


Te felicito, Jesús,
Flor nupcial de primavera.
Te felicito, purísima
carne del Señor, que quiebras
la muerte oscura. Y te beso
cual ningún amante besa;
y te susurro, oh Dulcísimo,
oh Dios mío: (Enhorabuena!
Y con mis manos humanas
tus manos agarro prietas.
Y otra vez quiero decirte:
(Vencedor, bendito seas!
(Felicidades! No más
sino llorar yo quisiera,
de tanto gozo los párpados
hinchados.
                                                Hermano, (ea!,
que a ti también te saludo
con el ósculo de fiesta.
)No es Jesús delicia y Pascua,
no es él la mañana fresca
del gozo de los humanos?
Escanciad la copa, (venga!,
y por siempre ramo verde
los corazones florezcan.

(Miranda de Arga, Navarra.
Ermita de la Virgen del Castillo, Pascua 1977)

1 comentarios:

Laura Blanco dijo...

Querido Padre Rufino:
A nombre de mi mamá y hermanos todos le desamos FELICES PASCUAS!!!!....lo extrañamos mucho, pero a través de este medio estamos cerca, gracias por sus hermosas palabras que como Ud. dice son del Señor, y su poema hermoso cuánto me enseña a decirle a Jesús FELICIDADES SEÑOR JESÚS!! Bendito seas. Ayer celebramos con mucha alegría esta pascua y Ud estuvo presente.
Regrese pronto. Un abrazo mi querido Padre Rufino y que Dios me lo bendiga como siempre.

Publicar un comentario en la entrada

 
;