miércoles, 4 de abril de 2012

214. ¡Ya llega el Triduo Pascual! Himno de Pascua 2012

PASCUA 2012

Preparemos la Pascua

“ La Iglesia celebra cada año los grandes misterios de la redención de los hombres desde la Misa vespertina del jueves en la Cena del Señor "hasta las Vísperas del domingo de Resurrección". Este período de tiempo se denomina justamente el "Triduo del crucificado, sepultado y resucitado"; se llama también "Triduo pascual" porque en su celebración se hace presente y se realiza el misterio de la Pascua, es decir el tránsito del Señor de este mundo al Padre. En esta celebración del misterio, por medio de los signos litúrgicos y sacramentales la Iglesia se une en íntima comunión con Cristo, su Esposo.
(Carta sobre la preparación y celebración de las fiestas pascuales, 16 enero 1988, n. 38)
¡Hay que preparar la pascua! Como se prepara la Boda, como se prepara el na-cimiento del hijo esperado, como se prepara el día de la profesión, como se prepara el día del sacerdocio, como se prepara el día de la graduación…, como se prepara el día más grande de la vida…, como habrá que preparar un día (cuando se me anuncie que el Señor ya viene) el tránsito de esta vida a la eterna.
¡Hay que preparar la Vigilia Pascual!
Y ¿cómo se prepara…?
- Tenemos que confesarnos.
- Tenemos que preparar el Cirio Pascual, ¡cada año nuevo!
- Tenemos que preparar las nueve lecturas.
- Tenemos que preparar muy bien los cantos.
- Tenemos que preparar la iglesia con todos los detalles.
- Tenemos que preparar una hermosa felicitación de Pascua.


Yo preparo un himno

Desde hace 35 años (abril 1977) – este es el 36 – , al llegar la Pascua, yo prepa-ro un himno. Es como si cada año estrenara en Pascua un traje nuevo, o, mejor dicho, un hábito nuevo… Como cada uno tiene su “carisma”, pues si acaso este es mi carisma al servicio de la comunidad, aquí va el fruto de mi carisma. ¡Estrenar para el Señor!
Aceptadlo, hermanos, con benevolencia.


HIMNO PASCUAL DE 2012

En verdad, en verdad os digo: si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda infecundo;
pero si muere, da mucho fruto  (Jn 12,24)

1. Grano de trigo en la tierra,
por la muerte fecundado,
tu caída es tu victoria,
la espiga, tu cuerpo alzado.

2. El mundo se hizo cosecha,
inmenso campo granado,
yo mismo soy tu trofeo,
mi Cristo Resucitado.

3. La ciencia maravillosa
es tu sepulcro sellado,
y todo el futuro humano
es tu secreto guardado.

4. Eres cuna y eres tumba,
divino Tú, Dios donado,
humanidad refulgente,
hermano, Dios humanado.

5. Eres mi historia gloriosa,
mi pecado perdonado,
eres mi gracia nupcial,
y mi beso enamorado.

6. Eres, Jesús, mi Evangelio,
por el Padre regalado,
eres mi yo que transciende,
mi final en Dios anclado.

7. Eres mi paz dolorosa
en el camino espinado,
la luz, el agua y el pan,
Jesús, creído y gozado.

8. Eres mi Pascua fraterna,
Jesús, Cordero inmolado,
y la noticia que brilla
en mi rostro iluminado.

9. Eres mi carne y mi pálpito,
Jesús, mi Dios deseado,
Jesús misericordioso
en mis labios invocado.

10. ¡A ti la alabanza sea
por ser el Hijo encarnado,
y en la cruz florida en Pascua
al mundo amado has salvado! Amén.

Alfaro (La Rioja, España), Miércoles Santo 2012.


Jueves Santo 2012

Gracias, Santo Padre, desde mi Parroquia de origen (San Miguel Arcángel, Alfaro, La Rioja, España) por su homilía en la Misa Crismal de este Jueves Santo. Grabo en mi corazón sus palabras, y me consuela lo que Su Santidad nos dice sobre el estudio y el amor de la Sagrada Escritura:

"El Año de la Fe, el recuerdo de la apertura del Concilio Vaticano II hace 50 años, debe ser para nosotros una ocasión para anunciar el mensaje de la fe con un nuevo celo y con una nueva alegría. Naturalmente, este mensaje lo encontramos primaria y fundamentalmente en la Sagrada Escritura, que nunca leeremos y meditaremos suficientemente". 
                                                                                                                                                 (De la homilía de hoy).
Gracias. Beso con amor su anillo de Sucesor de Pedro.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
;