domingo, 2 de junio de 2013

407. Atardecer de Corpus Christi – Pensamientos de puro amor


Pensamientos del corazón para Jesús Eucaristía

1. Hoy es Corpus Christi en Europa, y aquí medio Corpus Christi, porque ayer tarde, aquí – Guadalajara, Jalisco – celebramos la tradicional procesión del Corpus, desde la explanada del Templo Expiatorio, donde se celebró la Eucaristía, hasta la Catedral.
Hoy es, pues, espiritualmente tarde de Corpus Christi, y después de un día tórrido (35° de temperatura, si no más), el espíritu quiere reposar en ti, Jesús, Amor de los amores, Amor de mi vida.
Decía – o dijo – el gran teólogo protestante Karl Barth que para hacer teología el pensador tenía que tener en una mano la Escritura, y en la otra el periódico. A mi vera están los dos, para leer con una sabiduría, que no quisiera fuera la sabiduría de este mundo, sino aquella de la que Pablo escribió: “Sabiduría, sí, hablamos entre los perfectos; pero una sabiduría que no es de este mundo…, sino una sabiduría divina, misteriosa, escondida, presdestinada por Dios antes de los siglos para nuestra gloria” (1Co 2,6-7).

2. El periódico titulado MURAL (del grupo REFORMA) – 94 páginas por ser domingo – trae noticia y fotos de la Marcha Gay de ayer tarde:
“Guadalajara,  México (2 junio 2013).- En medio de carros alegóricos, disfraces y banderas multicolor, la comunidad lésbico-gay, bisexual, transexual, travesti, transgénero e intersexual (LGBTTTI) pidió por la posibilidad de unirse en matrimonio con sus parejas.
Sí al matrimonio igualitario, fue la consigna alzada durante la celebración de la 17 Marcha de la Diversidad Sexual en Guadalajara” (artículo de Valeria Hurtado en la sección Comunidad).
Siguen párrafos que ahorro al lector, y concluye la información: “La comunidad LGBTTTI suma casi el 12 por ciento de la población de Jalisco, según León de la Cruz.
El recorrido partió cerca de las 16:00 horas, del Centro a Avenida Chapultepec, al cruce con Hidalgo. Las cifras de los asistentes difirieron, pues los organizadores aseguraron que acudieron alrededor de 45 mil personas, mientras que la Policía de Guadalajara estimó cerca de 11 mil 700.
El año pasado participaron 25 mil personas, según reportes de la Secretaría de Vialidad y Transporte”.
Los comentarios en red al artículo son airados, e incluso insultantes, de repudio, y diciendo que esto es un carnaval grotesco. Pero en todo caso ahí está esa multitud de bandera multicolor, con extraños atuendos, que toma la calle como escenario de su moral…
Tristeza, sí, pero yo me he concentrado esta tarde para rumiar Pensamientos de Atardecer de Corpus Christi, pensamiento de amor, de puro amor. Y, aunque tengo opinión al respecto, la aparco; no es el caso.

3. Una procesión de Corpus Christi no es lo que era en otros tiempos: recuerdo mi infancia y juventud. No es como era, porque la sociedad como sociedad compacta no asume la presencia de Jesús Sacramentado por las calles. Ni tampoco aquí, en Guadalajara, pese a que esta ciudad pueda presentar una estadística del Seminario deslumbrante. El Informe rectoral 2012-2013 arroja estas cifras: 1.343 alumnos en el Seminario Diocesano de Guadalajara. - Este año 46 ordenaciones de presbíteros, se nos comunicaba hace unos días. -
Seminario mayor 589 (Teología 285; Filosofía 304).
Seminario menor 947 (Repartido también en los Seminarios auxiliares de Ahualulco, La Barca, Cuquío, Totatiche, Secundaria de “Anacleto González”).
Las gentes que yo veía ayer tarde-noche en la calzada eran del gremio de esas gentes sencillas de nuestros templos: mujeres fervorosísimas que me merecen todos mis respetos…, pero no propiamente una juventud deportiva, universitaria, trabajadora…, la que uno sueña para Jesús, Rey de corazones…
De nuevo advierto: en esta tarde tranquila, tras el agobio veraniego, no vengo a hacer análisis, sino a contar amores.
Amores tintos de nostalgia. ¡Cómo quisiera yo que la música para la Eucaristía fuera inmensamente bella… y la poesía bella “hasta cansar mi corazón, Dios mío” (dice un himno) para cantar lo más bello que hay en la tierra!

4. En Corpus Christi me emociona especialmente la oración final de la misa, que dice así, luego de haber recibido a Jesús en la comunión:
Concédenos, Señor, disfrutar eternamente
del gozo de tu divinidad que ahora pregustamos,
en la comunión de tu cuerpo y de tu sangre.

5. Y aquí viene mi pensamiento, Señor, y una infinita nostalgia.
Hace mucho tiempo entendí que Corpus Christi es una fiesta “de más”; es fiesta de supererogación, que no tiene otro sentido sino parar la vida ante un infinito misterio de amor, para gustar ese amor, y para impregnar nuestra vida entera de ese amor, que es fruto de un encuentro. La criatura se encuentra con su Creador, porque Dios infinito ha llegado hasta mí y se me ha revelado.
Ese trance de amor (anhelo de todo mi ser…, amor, amor como sea, pero amor, amor concretado en el puro y gratuito amor humano…) ese trance de amor, entiendo, Señor mío, Dios mío, que es la esencia del Corpus Christi…, y muero por no sentirlo como quisiera. El amor…, el logro de la vida, el único…
Y mucho me temo, Jesús, que queramos hacer de la Eucaristía, una Teología social (que es verdad, y que es necesaria), pero que sea un sucedáneo por no haber encontrado, ebrios de amor, la mera teología del amor.
Una teología para empatizar con lo más noble del mundo, porque no tuvimos aquel encuentro del amor más divino y humano descarado, del amor que es una flecha clavada en el corazón.
Corpus Christi – prolongación de Jueves Santo –, parada en la vida para agradecer miles de comuniones, es un día para sufrir un trance de amor y adoración a la santa Eucaristía.
Esta es mi nostalgia en esta tarde, cuando el reloj de mi horario fraterno me está avisando que es hora de cerrar y acudir a la oración vespertina.
Te pido, pues, esta gracia, mi Dios: Que la Eucaristía sea un flechazo de amor, una herida de amor; que nunca sea rutina (hoy, domingo, he celebrado tres veces la Eucaristía, cuando la Eucaristía, de por sí es solo Una; y tantas veces entre semana celebro dos veces); que la Eucaristía sea tu obra perfecta en mí… y purifique todo amor humano que no logré… (El amor desborda el misterio mismo de la existencia, y acaso el no decir pertenezca al puro amor).
La Eucaristía es el encuentro de Dios con su criatura, gusto anticipado del “gozo eterno de tu divinidad”. Amén.

Guadalajara, Jalisco, domingo 2 de junio de 2013.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En la Casa de mi Padre,hay muchas moradas,,,,

José Antonio Recalde dijo...

JARecalde. En una tarde tranquila de la Amazonia leo tu comentario del Corpus. ¡Cuánto me alegra que en la red haya estos testimonios de FE!Agradezco al Señor que te haya dado el don de la palabra y el corazón ardiente para comyunicarla. Contagiemos la fe en esta sociedad tan vacía de valores. Mi felicitación.

Publicar un comentario en la entrada

 
;