domingo, 22 de diciembre de 2013

477. Navidad 2013 / y 3: Coplas enamoradas


Coplas enamoradas

para el 25 de diciembre

El amor tiene un punto en que se rompe. Sí, se rompe ante Dios como una vasija, y entonces salen coplas del pobrecito e indigente corazón. Para entenderlas, hay que volver al Amor.
Pensar es caminar; amar es dejarse llevar. ¿Adónde…? Con mis pecados a cuestas, mírame por piedad. Y tú que todo lo entiendes, oh Dios quebrado de amor, muerto de amor, entiende mis desatinos. Nada digo…; soy un anhelo.
Al emitir estas cosas, pienso en millones y millones de hermanos, de hoy y de toda la historia que no son cristianos como yo (7.000 millones de seres humanos era la población mundial total en octubre de 2011), pero sí tienen al mismo Padre que yo. Pienso, sobre todo, en el Padre, que no ha fracasado al lanzar a sus hijos al mundo. Mis hermanos de todas las religiones no son “hijos de nadie”, ni el Padre es “padre desconocido”, sino que a cada uno lo llama por su nombre; somos del mismo Padre, somos del Padre y del Hijo y del Espíritu. Pero aquí, Dios mío, se rompe la teología. Lo dejo todo en tus manos…, sin saber y con el corazón lacerado, pero confesando, en un acto de fe y de abandono, que ha vencido el amor del Verbo Encarnado.
Con mero balbuceo cantamos el amor invicto del recién Nacido para la Cruz, para la Pascua, para la fraternidad de toda la familia humana en un solo hogar en la tierra y en el cielo.

1. En las honduras del ser
el Dios Amor se ha encarnado;
regalo puro me vi,
hombre por Dios habitado.

2. Como Emmanuel recibido
por judíos y cristianos;
de todas las religiones
Él es el Dios humanado.

3. Dios esencia me transciende,
en Él vivimos y estamos;
por los caminos del ser
de Él venimos y a Él vamos.

4. Dios persona se ha hecho historia,
Dios es Dios y es nuestro hermano;
si no sabemos decirlo,
Él sabe estar a mi lado.

5. Con todo mi corazón
yo le digo: “Dios te amo”,
pero Él me dice: “Hijo mío,
yo primero te he amado”.

6. Yo te conozco, mi Dios,
como mi Dios revelado;
“Hijo mío – me repite –
antes yo en ti fui sembrado”.

7. Ser hombre de Él y por Él
es nacer divinizado,
el vientre de una Mujer
es nuestro divino barro.

8. Y en la mujer, seno y madre,
yo sigo y sigo pensando,
y reverente le digo:
ser mujer es ser regazo.

9. Regazo como María
que virginal lo ha engendrado:
mujer, quienquiera que seas,
tú estabas allí alumbrando.

10. Yo profeso por Jesús
que el mundo es mi vecindario;
somos la aldea de Dios
y todos somos paisanos.

11. En un portal de la aldea
estaba el Hijo enviado;
estaba y no se marchaba,
aunque fuera rechazado.

12. En mi ciudad y mi calle
del  mundo soy ciudadano:
siete mil millones somos…,
sufriendo, amando y buscando.

13. Luz del mundo, mi Jesús,
¿de todos eres el faro?
“Sí lo soy – me acariciaba –,
no sufras más, cavilando”.

14. Caminos del Evangelio,
secretos por Dios guardados;
no soy dueño de la luz,
sea yo el iluminado.

15. Mi Trinidad escondida
no es un Dios desengañado;
su gloria y su santidad
no pueden ser un fracaso.

16. Es Vida vivificante,
en todo hijo creado,
y vivir vida entregada
siempre será su retrato.

17. Adorar es conocer,
adorar, ser acunado
por los brazos amorosos
que al mundo me han regalado.

18. Y gira y gira la tierra,
van naciendo los humanos,
van amando los amantes,
los doctos filosofando.

19. Y Dios perdido entre todos,
a su modo revelado;
su presencia es unidad,
su gracia, amor increado.

20. Gloria y ternura yo ansío
cuando medito llorando;
nada pido, nada sé:
sea Dios glorificado.

21. De la Cruz nació Belén,
un Belén crucificado;
y de la Pascua mi fe:
soy gota de su costado.

22. ¿Hasta cuándo, mi Jesús,
tu rostro estará velado?
“Soy amor resplandeciente,
si, muerto, te has encontrado”.

23. Nada digo, nada anhelo;
yo soy infinito rayo
que de tu mano ha salido
y hacia ti vuela lanzado.

24. Encarnación: yo confieso,
mi corazón se ha enterado:
¡tu Vida será mi vida,
mi trance, yo abandonado!

Guadalajara, Jalisco, 22 diciembre 2013,
IV Domingo de Adviento.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado P. Rufino:
7000 millones de personas no son cristianos. 7000 millones de personas pertenecen a otras religiones, o a ninguna. 7000 millones de personas han rechazado la fe en Cristo Jesús.
Hoy, salvo casos muy aislados, el evangelio ha llegado a todos los rincones del mundo gracias a los medios de comunicación.
Hoy, salvo casos muy aislados, el evangelio ha llegado a todos los hombres. Pero unos han abrazado la fe, otros la han rechazado, y otros han apostatado.
El misionero es como el sembrador del evangelio. Esparce las semillas, y unas caen en buena tierra, otras no en tan buenas, y otras en zonas áridas. Las semillas fructifican dependiendo en la tierra en la que caen.
Pero hay tierras que rechazan de plano al sembrador, sin darse cuenta de que, no solamente rechazan al sembrador, sino a quien le envía a sembrar, que es Cristo, y en definitiva a su Padre y nuestro Padre.
Los cristianos somo "hermanos en Cristo":
- "Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno solo es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos".
- Y no llaméis padre vuestro en la tierra a nadie; porque uno solo es vuestro Padre, el que está en los cielos".
Jesús hablaba a sus discípulos, no a otras personas que no creían en él.
Tanto en el Libro de Hechos, como en las cartas de san Pablo, se habla de "hermanos" para referirse a los primeros cristianos.
San Pablo habla a los griegos en el areópago de Atenas, y les anuncia a Jesucristo. Les habla ante el monumento "al dios desconocido", y les anuncia un Dios conocido, no etéreo como en las demás religiones que ha habido y hay en la actualidad. Les anuncia a Cristo Jesús, Hijo de Dios, Dios hecho hombre, nacido, muerto y resucitado. Fácil de oir y explicar, pero difícil de admitir para algunos, aunque no para otros.
Nos dice san Juan:
"La Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros".
Ya no nos habla Dios desde una tenebrosa nube, ni desde el ardiente fuego. Dios se comunica con nosotros a través de su propio Hijo, a quien hemos visto y oído, con quien hemos sufrido hambre e intemperie.
Y nos sigue recordando san Juan:
"Pero a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no han sido engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios".
Los cristianos somos HIJOS DE DIOS por la fe en Cristo Jesús, no por el hecho de haber nacido por voluntad de varón. Somos hijos de Dios porque hemos recibido el espíritu de adopción como tales ("sino que habéis recibido espíritu de adopción como hijos"), y por ello ("Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abbá, Padre!").
No existe ninguna otra religión que clame: "ABBA, PADRE. Sólo la cristiana.
Saludos cordiales.
Juan José.

Anónimo dijo...

EMUNAH .AHAVAH .IOFI .CHAN-CHEN. NIDEEVOOT.
FE..........AMOR.....BELLEZA..GRACIA..DULZURA.

UN SALUDO,BLOGER.

PEDRO J.

SHALOM..PAZ.

Celia B dijo...

Como siempre Padre Rufino, leyendo y meditando sobre sus "Hermosas Palabras".Gracias a Nuestro Señor, y gracias a Ud. por tenerlo, y disfrutar de su Sabiduria. Un abrazo de toda la familia, por Felices Pascuas y el Nuevo Año que vamos a empezar. Que Nuestro Señor le siga Bendiciendo con Salud. Celia Elsa.

Anónimo dijo...

Sí son hermosas palabras, pero
--- ¿Los 7.000 millones de personas que no creen en Jesucristo porque creen en otra religión, son HERMANOS EN CRISTO?.
--- Los miles de millones de personas que nacieron y murieron antes del nacimiento de Jesucristo ¿son HERMANOS EN CRISTO?.
--- Los miles de millones de personas que nacieron y murieron después del nacimiento de Jesucristo y no le conocieron, ¿son HERMANOS EN CRISTO?.
--- Todos los que, a través de los tiempos, se declararon ATEOS, ¿son HERMANOS EN CRISTO?.
- Todos aquellos que apostaron de la religión cristiana, por miedo o voluntariamente, ¿SON HERMANOS EN CRISTO?.
Hoy algunos cristianos se hacen muchas preguntas, y todas ellas muy prosáicas.
Cordiales saludos.
Juan José.

Mario dijo...

Si, todos somos hermanos,absolutamente todos,porque somos hijos
de un mismo Padre,Creador. Jesús,vino a este mundo,para dejarlo
muy claro y nació y vivió,como uno de nosotros.
Y ese fue su mensaje.
Mario

Anónimo dijo...

. COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
EN LA CONDUCCION DIARIA

Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

Ejemplo:

Ceder el paso a un peatón.

Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

Poner un intermitente

Cada vez que cedes el paso a un peatón

o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


Atentamente:
Joaquin Gorreta 55 años

Publicar un comentario en la entrada

 
;