sábado, 4 de enero de 2014

484. Jesús, los Reyes Magos y la infancia espiritual


Homilía para la Epifanía del Señor- 2014
(En México, Domingo II de Navidad, 5 enero 2014)
Mt 2,1-12

Texto evangélico
Habiendo nacido Jesús en Belén de Judea en tiempos del rey Herodes, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando: “¿Dónde está el rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y venimos  a adorarlo”.  Al enterarse el rey Herodes, se sobresaltó y todo Jerusalén con él. Convocó a los sumos sacerdotes y a los escribas del país, y les preguntó dónde tenía que nacer el Mesías.
Ellos le contestaron: “En Belén de Judea, porque así lo ha escrito el profeta: Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres ni muchos menos la última de las poblaciones de Judá, pues de ti saldrá un jefe que pastoreará a mi pueblo Israel”.
Entonces Herodes llamó en secreto a los magos para que le precisaran el tiempo en que había aparecido la estrella, y los mandó a Belén, diciéndoles:
Id y averiguad cuidadosamente qué hay del niño y, cuando lo encontréis, avisadme, para ir yo también a adorarlo.
Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino y, de pronto, la estrella que habían visto salir comenzó a guiarlos hasta que vino a pararse encima de donde estaba el niño. Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra. Y habiendo recibido en sueños un oráculo, para que no volvieran a Herodes, se retiraron a su tierra por otro camino.

Hermanos:
1. Podemos comenzar esta homilía con una nota informativa, una de esas curiosidades a las que fácilmente se tiene acceso buscando en Internet: “Los Reyes Magos tienen unos 2.000 años de antigüedad. En contraste con la Historia de Papá Noel cuya costumbre se estableció en el siglo XIX y su imagen actual se la debe a la firma Coca-Cola.
También los Reyes han experimentado algunas transformaciones a lo largo de estos veinte siglos. Por ejemplo, Los Reyes Magos no siempre fueron tres y Baltasar no fue negro hasta el siglo XVI… Pero los Reyes Magos que conocemos en la actualidad no son los que recoge el Nuevo Testamento, pues los tres Reyes Magos (Melchor, Gaspar y Baltasar) parece que no se dieron a conocer hasta el Siglo V, fecha que data las primeras referencias”.

2. Hermanos, estas informaciones que podrían llamarse “el folklore popular” no nos llevan al corazón del misterio que quiere representar la Sagrada Escritura. En efecto, el episodio de los Magos venidos de Oriente a adorar al Niño, es algo sagrado, pertenece a las Sagradas Escrituras como Evangelio de Dios. Por tanto, nuestro deber cristiano es el siguiente: ¿Cómo entender este pasaje de las santas Escrituras como Evangelio de Jesús viviente, muerto y resucitado? Porque de estos se trata: ¿Qué mensaje de vida trae hoy el Evangelio para la Iglesia? Porque evidentemente no son relatos infantiles de entretenimiento; son revelación de Dios.

3. Benedicto XVI que medio año antes de su renuncia al pontificado firmó el último de sus tres volúmenes de “Jesús de Nazaret” (Castelgandolfo, 15 agosto 2012), nos advierte en el Prólogo: “Soy bien consciente de que este coloquio entre el pasado, el presente y el futuro nunca podrá darse por concluido, y que cualquier interpretación se queda corta respecto a la grandeza del texto bíblico” (La infancia de Jesús, Planeta 2012, p. 8).
Con una vasta erudición de intelectual y creyente investiga el sentido del “magos de Oriente”, de las profecías bíblicas y extrabíblicas que entonces circulaban, y nos da esta primera conclusión de su exégesis:
“Queda la idea decisiva: Los sabios de Oriente son un inicio, representan a la humanidad cuando emprende el camino hacia Cristo, inaugurando una procesión que recorre toda la historia. No representan únicamente a las personas que han encontrado ya la vía que conduce hasta Cristo. Representan el anhelo interior del espíritu humano, la marcha de las religiones y de la razón humana al encuentro con Cristo” (o.c., p.102).
Esta interpretación de un hombre sabio ensancha el corazón con gran esperanza, con un juicio tan positivo del espíritu humano que busca a Cristo. Y así se prepara el camino de Jesús, que comenzará en el capítulo siguiente con la vida pública y la aparición del Bautista.
Consuelo pensar el éxito increíble que ha tenido esta obra de Benedicto XVI, Jesús de Nazaret. Hace unos pocos días, mejor dicho ayer, se publicaba esta información: “Cada Pontífice tiene su estilo y personalidad. Mientras que Francisco engancha en el contacto directo, Benedicto XVI sigue rompiendo récords en las librerías. De su trilogía «Jesús de Nazaret» se han vendido siete millones de copias en 163 países y en 54 idiomas, un volumen inimaginable para un libro de Teología” (Periódico ABC, Madrid, 3 enero 2014).

4. Hoy queremos posar nuestra atención en una sola frase del relato: Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra. En el relato de los magos ha desaparecido san José, que tanta importancia tiene en el Evangelio de san Mateo. Aquí están solo la madre y el niño, o mejor dicho, según el Evangelio, “el niño con María, su Madre”. No es excederse con el pensamiento, intuir que debajo de ese “su Madre” está el misterio de la virginidad de Madre tan singular.
María y el Niño: este es el misterio de Belén, este es el término de las profecías, este es el punto de llegada del camino de los hombres hacia Dios. Nos emociona que sea así: una mujer, signo de la humildad, de la bondad, de la ternura; una mujer pobre, que no habita en un palacio, ni viste ropajes, ni tiene servidumbre. Y un niño en sus brazos, un niñito que no puede hablar, porque es un infante.

5. Dice el Evangelio que los magos se postran de rodillas y adoran. En verdad, ¿a quién se puede adorar en este mundo sino a un Niño, a este Niño, que en su absoluta impotencia, representa todo el poder de Dios? ¿A quién se puede adorar en este mundo sino a un Crucificado que, en su total desvalimiento, representa y comunica todo el amor de Dios? Los magos, sabios, se rinden ante él, lo adoran, y le ofrecen los dones que a Dios se ofrecen: oro, incienso y mirra.
Aquí llegaron estos sabios de Oriente a la suprema sabiduría.  La suprema sabiduría es la infancia espiritual. Es reconocer a Dios en el regazo de una mujer. El Evangelio de Jesús aconteció el ellos. Lo que Jesús predicaría treinta años después se lo había revelado ya en silencio a los humildes sabios venidos de Oriente a adorar al Salvador.

6. Hermanos, nosotros por la misericordia del Señor el día de nuestro bautismo llegamos a Belén. Reconozcámoslo, demos gracias. Postrémonos de rodillas para adorar al niño, para besarlo, y así mirar a maría, su Madre, que nos mira con ternera. Y dejamos a los pies de la Madre, para el niño, el regalo que traemos, que no es otro, sino el regalo de toda nuestra vida. Amén.

Guadalajara, Jalisco, 4 de enero de 2014.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente, fray Rufino, excelente. Muy certeros sus detalles. Repito excelente.
Saludos.
Juan José.

MARIO dijo...

No es nada elegante, poner la tirita,después de dar la puñalada.

Mario

olguita dijo...

Padre Rufino, en este nuevo año seguimos compartiendo la vida con usted y me encanta sentir ese anhelo interior por seguir a Cristo,del que refiere en su texto. Gracias.

Anónimo dijo...

Prefiero no responder, por cortesía, respeto y elegancia, al comentario del Sr. MARIO.
Juan José.

MARIO dijo...

Por alusiones:

Somos,dueños de nuestros silencios y esclavos de nuestras palabras.

Mario

Anónimo dijo...

Sr. Juan José.

En bastantes entradas a este blog,no ha demostrado tener,ni cortesía,ni respeto,ni elegancia.
Lo siento,pero esa es la verdad.
Todos esperamos que cambie y deseamos seguir leyéndole y
que continúe con nosotros.

Pedro

Anónimo dijo...

AQUILA NON CAPIT MUSCAS (Séneca).
Juan José.

Anónimo dijo...

AMICUS PLATO, SED MAGIS AMICA VERITAS (Aristóteles)
Juan José.

Anónimo dijo...

Descalificar es muy fácil. No hace falta ser un premio Nobel.

Pero rebatir las tesis expuestas mediante argumentos contrarios, solamente se pueden realizar mediante razonamientos fundamentados. Esto ya es más difícil y laborioso.

Juan José

Anónimo dijo...

Estimados contertulios:
La descalificación es el arma de ataque que utilizan las personas que carecen de otra forma intelectual de oposición, que no tienen fundamentos certeros para entablar un debate racional con intercambio de opiniones.
Es mucho más fácil descalificar que exponer el por qué de la discordancia.
Las personas que se comportan así muchas veces ni siquiera tienen claro el por qué están en desacuerdo.
Juan José.

Anónimo dijo...

Esto da mucha risa,cuatro entradas para atrapar a una mosca.
¿Acaso el águila esta nerviosa?
La frase se le atribuye a Julio César.

Hay un refrán que dice:
Por la boca muere el pez.......

Anónimo dijo...

Ni entro ni salgo en el asunto, pero veo que hasta ahora NADIE HA REBATIDO LAS TESIS del Sr. Juan José. ¿Por qué será?.

Anónimo dijo...

Sigo con atención sus comentarios de historia, Sr. Juan José.
Le felicito por su exactitud en los textos que escribe.
Se intuye, como dijo fray Rufino, que usted ES licenciado en Historia Antigua, en cuyo caso permítame que le llame colega. No sé si es o ha sido profesor, pero eso no importa.
No se preocupe de los que intentan descalificarle, pues son los mismos que en épocas pretéritas, y con mejor o peor éxito, lo hicieron con GALILEO GALILEI, o con CHARLES DARWIN.

Anónimo dijo...

Dice un graffiti en Pompeya:
OH MUROS, HABÉIS AGUANTADO TANTOS LETREROS ABURRIDOS QUE ME ASOMBRA QUE NO OS HAYÁIS DERRUMBADO.
Traducido hoy: Oh blog, has aguantado tantos párrafos de gente inculta y mediocre que me asombra que no te hayas evaporado.

Anónimo dijo...

Aguila no atrapa moscas.

ME ASOMBRA,que personas de un nivel intelectual,de tanta altura,
usen frases como esta o parecidas para descalificar al contrario.
¿Por qué sera?

Señores anónimos,seamos todos un poco mas humildes.

Anónimo dijo...

Ni entro ni salgo en el asunto.
Pero sigo viendo que hasta ahora NADIE que ha descalificado, o criticado, al Sr. Juan José HA REBATIDO SUS TESIS.
NADIE
¡Qué raro!.
Hasta ahora el Sr. Juan José está mereciendo una felicitación.

Publicar un comentario en la entrada

 
;