sábado, 19 de abril de 2014

532. Vigilia pascual 2014 (video) - La Trompeta de Pascua



La Trompeta de Pascua
Pregón pascual 2014

De ninguna manera queremos suplantar el Pregón pascual que en esta Vigilia enardece, dilata y llena de gozo de corazón de la Iglesia, reunida en oración. Tan solo queremos abrir la puerta para el alma exhale y comparta lo que ella bulle, balbuceos de nuestra fe, que es gracia y gloria, gracia inexhausta.
Dedico estos versos muy especialmente a la Comunidad Neocatecumenal de mi pueblo de Alfaro (La Rioja, España) que esta noche  culmina el Camino y revestidos con túnicas blancas, celebrando su bautismo y su pascua, celebran la Eucaristía presididos por su Obispo, don Juan José Omella. A todos ellos, a los que ya se fueron y viven en la Patria – el Párroco don Alfonso, la querida señora Crucita… - a todos ellos mi felicitación y mi abrazo en Cristo  Jesús, como hermano, como cristiano.
A todos ellos, y al Obispo, a los Párrocos que los cuidaron,  y a los amados sacerdotes que los acompañan y guardan la fe de mi pueblo  - Tomás y Javier (Javi) – mi enhorabuena, mi felicitación:
¡Cristo ha resucitado!
¡Verdaderamente ha resucitado!


1. Revístase el Pregonero
de una coraza de audacia,
y su arma victoriosa
que el mismo Dios le regala
a todos los vientos sea
una trompeta de plata.

2. Ángeles de la victoria,
que sois de Cristo peana,
que en el desierto servíais
a Jesús cuando ayunaba,
venid aquí fulgurantes
para cantarle en su Pascua.

3. Cielos y tierra creados,
exultad  batiendo entrañas,
que el Creador que os hizo
cual corona de su gracia,
hoy recrea vuestro ser
con la pureza que irradia.

4. Clama y truena, mensajero,
que el Rey triunfal se adelanta.
y su rebaño consigo
ya viene por la cañada,
la primavera ha llegado
y los cantares estallan.

* * *

5. Surge Cristo de la Roca,
y la Roca se desgaja;
se abren los senos antiguos,
que la Vida se abalanza,
y el Viviente atardecido
rompe y vive, flor del alba.

6. Es la flor que se despliega,
azucena fresca  y blanca,
que en tallo verde florece,
cuerpo que espira fragancia,
inmortal semilla y germen
de esperanzas recolmadas.

7. Del seno de la Escritura,
tú resucitas, Palabra,
Palabra en la creación
cuando el mundo comenzaba,
Palabra del paraíso,
que era victoria anunciada.

8. La Palabra que a Abraham
de su tierra lo sacaba,
y se hacía bendición,
que nadie puede contarla,
cual las estrellas del cielo,
como la arena en las playas.

9. Palabra del Sinaí,
que creaba la Alianza,
Palabra que en los profetas
hasta el corazón llegaba,
para decir a la esposa
que locamente la amaba.

10. Dios lo dijo y Dios lo hizo,
Dios viviente, Dios que abrasa,
Dios que todo purifica,
y todo pecado arrasa,
Dios, que es promesa infinita
en su Hijo que se encarna.

11. Y el Espíritu de amor,
que al principio aleteaba,
hoy cubre a la humanidad
dejando a la tumba vacua:
¡Cristo vive, Cristo vive,
las mujeres lo contaban!

12. Carne de Dios es Jesús,
carne en mi carne encarnada,
corazón que en mí latiendo
diviniza mi esperanza,
y al morir en cruz me abre
una herencia inmaculada.

13. El Hombre ante el mundo expuesto,
que unas voces rechazaban,
hoy se presenta en la tierra
venido de nuestra patria.
“Soy vuestro hermano, nos dice,
os muestro costado y palmas”.

14. La Iglesia sale al encuentro
y se arrodilla a sus plantas,
y Cristo la alza a su pecho
y como a esposa adorada
en un abrazo de amor
la une alma con alma.

15. Levántese Job del suelo,
que una mano lo levanta,
y con todos los salvados
únase a la caravana:
Cristo, varón de dolores,
muestra la luz de sus llagas.

16. Dolientes de todo tiempo,
alzaos de la desgracia,
que el Doliente más doliente
al resucitar os alza
y en su gloria incorruptible
nuestras dolencias las cambia.

17. Hoy vence el Rey inmortal,
hoy el amor se desata,
hoy reina la libertad
por Cristo Dios liberada,
hoy todo el pueblo de Dios
transido de amor alaba.

18. Salid los Predicadores,
anunciándolo en las plazas:
el Siervo de Nazaret,
que predicaba y sanaba,
hoy es salud sempiterna
para todos toda gracia.

19. Teólogos y videntes
de divinas enseñanzas,
no busquéis visiones más
ni Teología más alta:
abrid las puertas a Cristo,
miradle claro en su Pascua.

20. Y la Iglesia cante y cante,
cante la Iglesia extasiada,
mirando a su Redentor
que surge en la madrugada:
tú serás, Cristo, mi canto,
el que al Padre le cantabas.

21.  Cristo Jesús, paz del mundo,
hermandad que nos enlaza,
en oración y alegría
en comunión y alabanza,
a ti, Dios, te bendecimos
con el alma dilatada.

22. Arda el cirio de esta noche
con divina llamarada,
sea luz resplandeciente
luz de la vida esperada:
¡por los siglos de los siglos
la gloria, el gozo y las gracias! Amén.

Juventino Rosas, Guanajuato, México
Monasterio de hermanas clarisas capuchinas sacramentarias
(que adoran al Santísimo noche y día)
Sábado Santo, 19 abril 2014.


1 comentarios:

Anónimo dijo...

Fr. Rufino: He de reconocer, una vez más, sus grandes dotes de poeta místico.
Saludos. Juan José.

Publicar un comentario en la entrada

 
;