miércoles, 23 de abril de 2014

539. Jueves de Pascua: Mirad mis manos y pies



Mirad mis manos y pies
(Lc 24,36-48)

1. Mirad mis manos y pies,
palpadme con vuestras manos;
soy el mismo, yo en person,
soy más cuerpo y más humano;
soy más real, más presente
del todo divinizado.

2. Del gozo que rebasaba
quietos estaban dudando,
que una verdad tan divina
sería un sueño soñado,
que Jesús de tanta dicha
sería fiebre y engaño,

3. ¿Tenéis algo de comer?,
les decía preguntando.
Y atónitos le ofrecieron
de la parrilla un pescado,
y ante sus ojos llorosos
comió el plato presentado.

4. Mas ¿tú comes y tú bebes,
comensal de otro reinado?
¿Has dónde tu amistad
aquí nos sigue invitando?
¿Eres tú el tú divino,
de este mundo separado?

5. Yo soy yo y tú contigo,
en ti todo penetrado;
que ni el espacio ni el tiempo
han podido separarnos.
Para ti seré por siempre
el más íntimo milagro.

6. Uniendo trabajo y mesa
comeré contigo a diario,
viviré cuanto tú vivas
en tu pecho aposentado,
y tu dolor y gemido
se morirá en mi costado.

7. Seré tu tienda y reposo,
tu hoy en mí eternizado,
tu abrazo de cada día,
que lo siento palpitando,
y adentro hasta terminar
tu alegría y tu bocado.

8. Yo soy Jesús de la historia,
soy Jesús Resucitado;
no temas, porque al marcharme
más profundo me he quedado,
el mismo que he sido soy
y tú eres ya mi salvado.


Santa Cruz de Juventino Rosas, Gto., México
Monasterio de hermanas capuchinas sacramentarias
23 abril 2014

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
;