sábado, 7 de junio de 2014

557. Pentecostés, divina primavera

La homilía de Pentecostés véase en el número anterior



Himno y súplica al Espíritu Santo

en Pentecostés

1, Océano sin fondo ni ribera,
amor de todo amor, amor ternura
ultimidad de Dios, sorpresa pura.
Espíritu, divina primavera.

2. A ti me lanzo, dulce confidente,
quietud que toda angustia y miedo quita,
desciende a mí, mi Dios, por mí transita,
Espíritu de siempre en mí presente,

3. El paso de mis días tú dirige,
que sea yo tu eco recogido,
que sienta ser tu íntimo latido,
Espíritu, que ahuyentas cuanto aflige.

4. Tu voz yo quiero oír y hacerla mía,
con esta voz el diálogo tejer,
y fijo en el amor permanecer,
Espíritu, fusión, sabiduría,

5. Espíritu, persona y relación,
que gestas las palabras en mi pecho,
en tu unidad divina a ti me estrecho,
Espíritu de vida y comunión.

6. Espíritu de dones infinitos,
volcado en mi bautismo con riqueza
me inclino yo, gozoso, a tu belleza,
Espíritu, clamor de suaves gritos.

7. Vivir en el Espíritu yo ansío,
vivir a lo divino en esta tierra,
vivir en ti, que toda gracia encierra,
Espíritu, tu luz en mi albedrío.

8. ¡La gloria a Dios, mi Dios, que es Uno y Trino,
la gloria a Dios en cielo y tierra sea,
y el hombre redimido allí se vea,
gozando por la Iglesia en su destino! Amén.

Guadalajara, Vigilia de Pentecostés 2014

Otros himnos escritos en diversas ocasiones de Pentecostés: mercaba.org / Padre Rufino María Grández / El pan de unos versos / Año litúrgico / Pascua: VI. Pentecostés, que son los siguientes:


VI. Pentecostés
Espíritu entrañable, alto silencio
 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
;