jueves, 3 de julio de 2014

568. 70 años de mi Primera Comunión



70 años de mi Primera Comunión


En recuerdo de mi Primera Comunión,
que me la dio mi tío fraile,
el P. Jerónimo de Salinas de Ibargoiti (+1996),
capuchino, hermano de mi madre (+2008)
que fue en Alfaro (La Rioja, España), 4 de julio de 1944,
agradeciendo, a Jesús, como niño que quisiera ser,
70 años después.
Guadalajara-Zapopan, Jalisco, 4 de julio de 2014.




1. Ya de niño me decían
que una sola Comunión
para ser santo bastaba,
santo y canonización.

2. Hoy se cumplen los setenta
de aquella celebración,
y mis ojos se humedecen
de ternura y confusión.

3. No mires, Jesús piadoso
lo que ha faltado a mi amor:
mira, más bien, compasivo
a tu propio corazón.

4. Mira tu amor generoso
que se goza al dar el don,
y a ti mismo te engrandeces
al derrochar tu perdón.

5. Aparto de mí mis ojos
para ver tu resplandor,
y que sola tu ternura
sea mi satisfacción.

6. En la vida lo he aprendido
y nadie me lo enseñó;
eso que tú eres en mí,
es ese mi mismo yo.

7. Olvido, te olvidaré,
comienzo mi ruta hoy;
mi futuro es tu presente,
Jesús, y en ti mi oblación.

8. Hágase tu voluntad
como en la consagración,
abandonado en el Padre
todo suyo él te entregó.

9. Jesús, hermano de débiles,
de todos consumación,
en tu cuerpo y en tu sangre
veo mi resurrección.

10. Embriágame cada día
alzando la Bendición
y de ese cáliz precioso
beba yo tu amor y unión.

11. Otra mística no ansío
ni hay otra revelación,
que en la santa Eucaristía
el Amor se consumó.

12. Jesús de mi diaria misa
con sencillez y candor,
muéstrate en mis pobres manos
como quien eres, mi Dios. Amén.

Guadalaja, Jal., de víspera, 3 julio 2014.



Recuerdos de infancia

No alcanza mi memoria a recordar lo que dije a Jesús aquel día. Seguramente que con mi librito de Primera Comunión, que creo que se titulaba “Mi Jesús”, yo le habría dicho lo que lleva en el fondo del corazón:
Jesús, yo te amo con todo el corazón, y te pido la gracia de no ofenderte con un solo pecado mortal. Antes morir que cometer un pecado mortal. Jesús, te quiero mucho, y te pido por mis padres, por mis hermanos, por mis tíos y mis abuelos, los de Salinas y los de Alfaro, por los Sacerdotes de Alfaro y por los Hermanos de las Escuelas Cristianas y por los Franciscanos.
Y quizás hasta pude añadir: Jesús, te pido la gracia de ser un día Sacerdote para salvar muchas almas y llevarlas al cielo.
De aquellas vivencias difusas de mi niñez, sí que siempre he recordado aquel canto – y hasta me estoy viendo caminando por el piso de madera de nuestra preciosa Colegiata de San Miguel – que comenzaba así, y me está sonando la música: “Hogar de las almas, Parroquia querida”. ¡Cuántas veces he querido saber la letra de aquella canción, sin haberlo conseguido! Y hoy – mira por donde – buscando y buscando, el Internet me lleva hasta la Parroquia de “San Jaime Apóstol [Santiago]” de Algemesi (Valencia), y en la reproducción de la estampita de aquellos tiempos (Imp. J. Nácher – Milagro, 7 – Valencia) veo en el anverso:  Retablo Altar Mayor – Parroquia de Algemesí; y en el reverso, la letra que buscaba, que se titula Himno a la Parroquia, y dice así:

CORO
Hogar de las almas - parroquia querida,
morada paterna - de nuestro pastor;
en torno al Sagrario - contempla reunida
la grey que te canta - su filial amor.

ESTROFAS
Un dia alegre - brazos amantes
me presentaron - ante tu altar
y con tus ritos - santificantes
vida divina - pude gozar.

Tú nos ofreces - luz de doctrina,
tú nos repartes - pan celestial;
tú nos preparas - la medicina
que cura el alma - de todo mal.

Tú santificas - nuestros hogares
con irrompible - lazo de amor;
si nos abruman - hondos pesares,
eres refugio - consolador.

Santa campana - de la agonía,
llora y rezas - por quién se va;
dile que nuestra - feligresía
vivo ni muerto - le olvidará.

Guadalajara, viernes 4 de julio de 2014.

2 comentarios:

Rosa dijo...

Hermoso recuerdo; es muy bonito el Himno a la Parroquia, me alegra que lo encontrara.

Saludos cariñosos desde España, fray Rufino.

olguita dijo...

Padre Rufino sus sueños de niño al menos en mi se han realizado ya que a contribuido a mi salvación , gracias por darnos ejemplo de vivir la celebración eucarística , y es hermoso que usted nos comparta los recuerdos de su 1a. comunión .

Publicar un comentario en la entrada

 
;