jueves, 21 de agosto de 2014

585. Orar antes de abrir la Biblia en clase



Oraciones para la clase de Biblia

Aquí, en México, ya han comenzado las clases, y hoy, al entrar en el aula, después de que el lunes pasado fue la Misa del Espíritu Santo y la “lectio inauguralis”, he repartido unas hojitas para rezar en poesía. Un sencillo capricho. En realidad, antes de pronunciar los versitos, hemos leído la divina Escritura.
Desde el siglo XVI, siglo en que nacimos, los capuchinos rezábamos antes de comenzar los devotos estudios de la sacra Teología una oración de sabor bonaventuriano, que la hemos mantenido hasta el Concilio-  Y decía, con la previa recomendación,  así (la rezábamOS en latín):
Siempre que entraren a la lección, exhortamos que, in spiritu humilitatis et in animo contrito. eleven su mente a Dios y digan:

     Domine, iste vilissimus servus tuus et omni bono indignus, vult ingredi ad videndum thesauros tuus. Placeat tibi ut ipsum indignissimum introducas et des sibi in his verbis et sancta lectione tantum te diligere quantum te cognoscere, quia nolo te cognoscere nisi ut te diligam, Domine Deus Creator meus. Amen.
     Señor, este muy vil siervo tuyo e indigno de todo bien, quiere entrar a contemplar tus tesoros. Concédeme benigno que en ellos pueda iniciarme, aunque sea indigno en grado sumo, de modo que en estas palabras y lecciones santas pueda amarte tanto como conocerte, puesto que no quiero conocerte sino con el fin de amarte, Señor Dios, mi Creador, Amén.

El objetivo estaba claro:
Estudiar para más amar; y, en conseceuncia, más amar para mejor predicar. “No lleven consigo muchos libros – advertían las mismas Constituciones a los predicadores – para que puedan leer más asiduamente el excelentísimo libro de la Cruz”.
Después del Concilio, quienes toe Scribe tomó una oración de la liturgia para entrar en la clase de Sagrada Escritura con el corazón dispuesto. Y esta oración, está tomada de la colecta del II domingo de Cuaresma, cuando, en el monte santo de la Transfiguración escuchamos al Padre que nos presenta a su Hijo: Este es mi Hijo, el amado, en quien me complazco: ¡escuchadlo! (Mt 17,5) “Escuchadlo” bíblicamente quiere decir: seguidle, obedecedle, por ahí va el camino. Y la versión que entonces se nos dio me parecía bien hermosa y expresiva:
Señor, Padre santo,
tú que nos has mandado escuchar
a tu Hijo, el Predilecto,
ALÉGRANOS
con el gozo interior de tu Palabra,
y PURIFICADOS por ella
CONTEMPLAREMOS
con mirada limpia
la gloria de tus obras.
Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Alegría, gozo y contemplación ese era el fruto apetecido de nuestras explicaciones. Luego, has he compuesto algunos versitos para empezar la lección con Espíritu y poesía. Transcribo, por si al lector le sirven, esas sencillas composiciones, caprichos, para poner el corazón en su sitio. Y copio, empezando por las últimas.

I
Centro Teológico de Salesianos
Tlaquepaque, Jal,

Introducción a la Biblia
Para abrir la Sagrada Escritura

Jesús  está en la Escritura
como está en la Eucaristía:
confidencia y cercanía
encarnación y ternura
en tanto el camino dura.

Me acerco con humildad
a la Página Sagrada:
pido entrar en tu morada
perderme en tu santidad
y encontrarme en tu amistad. Amén.
21 de agosto de 2014

Para la clase de Profetas

Profeta fui consagrado
por Cristo, con él y en él,
en Jesús, testigo fiel,
para vivir a su lado
y ser por él enviado.

Yo quiero ir a la fuente,
mi Padre, mi Dios clemente,
y con humilde pasión
hallar en tu corazón
al Verbo que me alimente. Amén.
21 de agosto de 2014



Curso 2013-2014

Introducción a la Sagrada Escritura

A tu presencia me llego,
llama y pasión de mi vida,
Jesús, con fe agradecida:
del Sinaí pido fuego,
del Tabor luz y sosiego.

Estudiaré la Escritura,
letra a letra con ternura:
la ciencia cunda en amor,
y el amor en derredor
se haga hermandad y cultura.
17 agosto 2013


Profetas

Ser profeta de su amor,
viva voz de la Alianza,
ser consuelo y esperanza,
como tú fuiste, Señor,
sea mi cruz y fulgor.

Comeré el rollo sagrado
que tu mano ha preparado
y al gusto del paladar
será divino manjar
para mí y tu pueblo amado.
20 agosto 2013


II
Instituto Bíblico Católico
Guadalajara, Jalisco

Para estudiar a San Marcos y a San Juan

Con fe, piedad y ternura
al Evangelio me llego,
y en mis labios traigo un ruego:
de tu rostro y hermosura
aprenda yo la Escritura.

Jesús, Hijo de María,
seas tú mi ciencia y guía,
Hijo de Dios encarnado,
clavado y resucitado,
Jesús, mi sabiduría.

Guadalajara, septiembre 2013


III
Casa de formación de Hermanas Clarisas Capuchinas
Cuautitlán Izcalli

Esta Súplica, para rezarla con mis hermanas clarisas capuchinas de la Casa de Formación “Santa Verónica Giuliani” (adonde acuden de más de 70 monasterios de México, de capuchinas) está compuesta de acuerdo a la Oración bonaventuriana que al inicio hemos transcrito

Súplica
para empezar el estudio de la Sagrada Escritura
en el Instituto de Santa Verónica

Humildemente me llego
a ti, mi Sabiduría,
Palabra y Eucaristía;
y como sierva te ruego
que tu ciencia sea fuego.

Estudio por más amarte
hasta verte cara a cara,
y como Francisco y Clara
quiero en mi pecho llevarte
y en mis obras alumbrarte.

Bosques del Lago, 12 octubre 2002

IV

Al empezar el estudio de la Torá
Homenaje y súplica

Esta no fue una oración diaria, sino ocasional al estudiar el Pentateuco.

Torá bendita, luz de las naciones,
yo beso reverente letra y tinta
por donde corre sangre de los cielos,
igual que te besó Jesús Mesías.

No vino a destruirte el Nazareno,
que te aprendió de labios de María;
te amó temprano más que los Rabinos
cuando de niño con ellos discutía.

Te amó y te rescató desde tu entraña,
porque al mirarte al Padre Dios veía,
te quiso pura, original y plena
y vio que el Evangelio en ti nacía.

Encuentro de la fe y de la historia,
de Dios amor que en ti se traslucía,
Torá, que eres hermosa como esposa
porque de ti surgió la Profecía.

Torá de bendiciones y promesas,
Torá de una alianza compartida,
en ti me encuentro yo y en ti descanso,
si te alcancé, Torá, Sabiduría.

¡Mi Dios, mi Creador, mi amor en trance,
que Dios de otra manera no serías,
te adoro en Escritura y sacramento,
desde tu Libro lléname de vida! Amén

Puebla, Seminario Palafoxiano, 17 agosto 2011

En alabanza de Cristo y del Pobrecillo Francisco.
Amén.

Guadalajara, jueves 21 agosto 2014 (Memoria de San Pío, Papa)                             

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
;