domingo, 26 de octubre de 2014

612. Aniversario del Padre Ignacio Larrañaga 2/3



Como el Canto del cisne
Última homilía del Padre Ignacio Larrañaga
en la ermita de Ntra. Sra. de Olatz (Azpeitia)
1 de Septiembre de 2.013

I. En la ermita de la Virgen de Olatz

La ermita de Ntra. Sra. de Olatz, a medio camino en la recta entre el núcleo de Azpeitia y el santuario de Loyola, era un  lugar querido para el Padre Ignacio Larrañaga, como en su día lo fue para Íñigo de Loyola san Ignacio de Loyola. Se trata de una ermita que data del siglo XIII y tiene una talla gótica de la Virgen sedente sosteniendo en el regazo a su Hijo. Cuando podía pasar algún tiempo de descanso en su caserío, Txanton, al final convocaba a Guías y Talleristas e interesados para compartir con ellos la celebración de la Eucaristía. La última misa del P. Ignacio Larrañaga puede tener cierto carácter testamentario. Es como el canto del cisne.
El benemérito Enrique Larrañaga, con su esposa Maite guía jubilado (83 años), gran amigo del P. Ignacio, director de la versión e las obras del P. Ignacio al euskera, nos proporiona estas preciosas noticias, que sinceramente agradecemos.
Publicamos la homilía como un homenaje póstumo a nuestro querido Padre Ignacio, justamente hoy, domingo 26 de octubre, cuando se le acaba de celebrar una misa memorial de sufragio, alabanza y gratitud en Santiago de Chile.
Última homilía de Ignacio Larrañaga en Olatz, 1 septiembre 2013. La Virgen de Olatz, patrona del pueblo de Azpeitia, es una ermita-basílica donde en tiempos de Ignacio Larrañaga había una escuela unitaria, y adonde acudía Ignacio Larrañaga en sus primeros años de su vida y aprendió a leer en euskera y sus primeras nociones culturales. Le tenía un cariño especial a este lugar rústico pero evocador, que le traía muchos recuerdos de su niñez. 58 días antes de su muerte, pudimos escuchar sus últimas palabras en público. A los tres días 4-9-2013 salía para Brasil, para dar cuatro semanas de Culminación y a continuación viajar a México para seguir con sus Semanas de Culminación en Matzatlán, Guadalajara donde murió. Esta homilía no la vas a encontrar en ninguna parte, yo me he hecho estos días por pura Providencia. Una persona la había grabado en su móvil, procuraremos pasar a un CD para conservar su voz” (Enrike Larrañaga, Elgoibar, 15 mayo 2014).

II. Texto de la homilía

Los titulares los ponemos de nuestra cuenta para facilitar la lectura, entresacando alguna frase o expresión del mismo texto.

Nos reunimos para hablar con Dios
Como decía Santa Teresa: Nos reunimos para tener un trato de amistad. Estando verdaderamente a solas con aquel que sabemos. Nos reunimos para hablar con Dios que no necesariamente es un cruce de palabras sino de interioridades para establecer una corriente atencional y afectiva con un TÚ, de tal manera que todas mis energías salen de mí y centran y se concentran en un tú. Pero el TÚ también sale hacia mí por el camino del Amor y yo acojo su salida y yo a mi vez, como respuesta, salgo por el camino de la FE hacia EL y el encuentro viene siendo una convergencia subjetiva podríamos decir por una parte, y por otra una convergencia verdadera entre dos unidades, 2 personas, 2 seres únicos en sí mismos, yo soy único en si mismo. El es absolutamente único en sí mismo de tal manera que 2 presencias previamente conocidas y amadas se hacen mutuamente presentes y se establece aquella corriente de dar y de recibir, de Amar y de sentirse amado en la fe, en el silencio del corazón y en la paz.
Todo esto presupone detenerse, presupone silenciar los clamores interiores, sosegar los nervios (el sistema nervioso descansado) para en la última soledad del ser acoger el misterio infinito de Dios y podamos adorarle y adorarle en la última soledad del ser y adorarle sin fin.

También nos reunimos para recuperar el encanto de la vida
También nos reunimos para recuperar el encanto de la vida. No hay otra manera de encontrarnos con el encanto de la vida si no nos encontrarnos con el encanto de Dios porque lo divino y lo humano se encuentran tomadas de la mano.
Yo siempre he pretendido en la intimidad de mi corazón que los que asisten como Uds. aquí, al salir de aquí y regresar a sus casas lo hagan más libres, más alegres, más felices, con mayor encanto. Cuando un conjunto de sentimientos, presentimientos, resentimientos, es decir, cuando una carga vital enorme y heterogénea cae sobre la unidad interior e interiormente nos sentimos vencidos o desintegrados y experimentarlo hay una palabra fea y significativa DESASOSIEGO. De tal manera que se puede decir que todos nosotros actuamos en la vida a veces como pedazos de nosotros mismos que se sueltan y dirigen en todas direcciones, nerviosismos, entusiasmos, preocupaciones, ansiedades… Y ¿qué pasa? La unidad interior queda desintegrada y lo que la gente experimenta dolorosamente y fríamente es lo que hemos dicho, desasosiego.

La persona: sujeto y objeto de mi propia experiencia
La persona es, saber que sé [nota: ¿saber que se es?], sentir que siento y experimentarme al mismo tiempo como sujeto y objeto de mi propia experiencia. No es que una parte de la conciencia observa y la otra parte de la conciencia es observada.
El que observa soy yo; lo observado soy yo. El que percibe soy yo, lo percibido soy yo y en este momento me doy cuenta de que soy una realidad irrepetible, incomunicable y única. Mi caso no se repite.
Las madres aquí presentes tuvieron hijos pero no pudieron repetir en sus hijos la conciencia de su identidad personal.
Ellas también pueden repetir: soy un caso único. Mi caso no se repite, como yo nadie. Esta es la realidad, la esencia misma secreta y profunda del ser humano.
La primera consecuencia de la experiencia es que es incomunicable y esta es una mala noticia para Uds. Si Uds. no se echan de cabeza en el mar de Dios, nunca sabrán quién es Dios, porque la experiencia no se puede transmitir por palabras ni por gestos, ni por actitudes.

La experiencia no se puede transmitir. Ejemplos: sinfonía, natación
Supongan que tuviésemos una gran orquesta y yo escucho una gran sinfonía. Y en esa gran sinfonía había momentos dramáticos, momentos celestiales, dulces, tiernos... de todo. Y Uds. me preguntan: ¿cómo fue la sinfonía? Y yo les podré decir unas palabras periféricas a la sinfonía, pero los 45 minutos en los que yo he vibrado y estremecido, aquello nace conmigo y muere conmigo. La experiencia no se puede transmitir. Son Uds. los que tienen que lanzarse de cabeza como quien dice, en la presencia de Dios. De otra manera nunca sabrán quién es Dios.
Supongan que yo fuese un maestro de natación y supiera del arte de nadar más que el campeón olímpico. Pues bien, si no me lanzo al agua, yo, nunca sabré nadar aunque sea un maestro de natación. Nunca. Y podría darles 50 lecciones sobre el arte de nadar y las técnicas pero si no se lanzan al agua... la experiencia no se puede transmitir, no se transmite nunca.
Supongan que fuera un teólogo de categoría... y hablando brillantemente durante 4 años y al mismo tiempo ser de ser este tipo de personas que no saben qué hacer con Dios. Uds. podrían estar hablando al mundo entero sobre Dios y ser incapaces de estar 35 minutos con Dios.

No teólogos sino profetas de Dios, que vienen de la soledad y de hablar con Dios  
Y nadie tiene derecho de hablar de Dios si no habla con Dios. Porque de otra manera nos convertimos en profesores de Religión y Dios, nuestro Padre, no necesita profesores sino profetas de Dios. De aquellos que hablan sin hablar. De aquellos que saben las cosas. Un profesor de religión va a las clases de teología, de psicología comparada, y de ciencias y le dan un doctorado.
Un profeta siempre viene de la soledad y de los desiertos. Un profeta es aquel Jesús que se pasaba todas las noches en lugares apartados, siempre sólo. A la montaña, 20 veces nos habla el Evangelio de esto.

Profetas: Francisco de Asís
Francisco de Asís calcula que de sus 20 años convertidos, sí ha habido un 2o pentecostés en el mundo, fue en sus días. Antes de los 20 años ya eran más de 4.000 hermanos que lo seguían, y dicen los muy entendidos que de esos 20 años por lo menos 6 se los pasó en la soledad de los montes y grutas (construidas con paja y madera). En el silencio y soledad con su Dios y su Padre.
Un profeta viene siempre de la soledad y del encuentro personal con el Señor Dios. De intimidad en intimidad. De interioridad a interioridad, sin muchas palabras. “Yo te miro, Tú me miras, yo te amo, Tú me amas, no necesitamos palabras, estás conmigo, un etc. interminable de cosas semejantes y con eso los profetas traen al Dios viviente y sin hablar están hablando al mundo entero.

Transparentar el misterio viviente de Dios ante la humanidad
De manera que hoy día la gente no cree en las palabras... la gente (políticos sí, todo y de los eclesiásticos). La gente para creer en Dios necesita VER a Dios. Pero Dios es el gran invisible, entonces Dios necesita en este mundo de esa clase de hombres y mujeres que tienen un no sé qué, tienen que transparentar el misterio viviente de Dios ante la humanidad. La humanidad estos son los que trasparecen “algo tienen, no sé qué tienen”. Hacen sensible, vivo y presente a Alguien que no se le ve. El profeta hace presente, evoca y despierta y la gente dice “aquí hay algo”. Me trae la evocación de lo que yo quiero y lo que yo necesito... “mi Dios y mi todo”
Y oír a Dios que es el gran silencio y necesita aquella clase de mujeres y hombres que sean sin saber de qué manera ni cómo la gente queda seducida: “me dice mucho... me despierta no sé qué sentimiento, no sé qué ecos... divinos y trascendentes”. Y la gente habla de ellos; son profetas que hablan sin hablar y el pueblo se entera y es conmovido por Dios a través de estas personas.

Tener experiencia: Nadie se embriaga con la palabra “vino”
Una cosa es la palabra de Dios y otra cosa es Dios mismo. Una cosa es la palabra Amor y otra cosa es el Amor.
Nadie se embriaga con la palabra “vino” Nadie se quema con la palabra “fuego”, tiene que meter la mano en el fuego y saber que significa que el fuego quema.
Sencillamente el agua sacia la sed, y se sabe su significado, tiene experiencia.
Dios no es un conjunto de ideas, de teorías, de filosofías y teologías. Dios es una persona, es un Alguien y a una persona se le trata, y tratándola se la conoce. No son conocimientos teóricos ni intelectuales.
Dios es eso. Por eso siempre me llama la atención en la Biblia cuando Pedro y Juan fueron presentados delante de Caifás y Caifás les dice: “Por culpa de Uds. y de otros como Uds. tenemos esta capital teocrática llena de “ese nombre”. (No quiso pronunciar el nombre de Jesús por desprecio). Si quieren que les dejemos en paz una sola condición les ponemos: “no hablen más de ese hombre. Y en esto Juan y Pedro se levantan y dicen: “Autoridades de Israel, no podemos dejar de hablar de aquello que vimos y oímos. Aquello que se experimentó, vivió, se oyó, no lo podrá dejar de contar y de compartir con los demás.

Pretendemos emprender un nuevo camino de refundación: la oración personal, de tú a Tú
Y con esto me quedo. También para nosotros, Talleres de Oración y Vida, pretendemos emprender un nuevo camino de refundación y no solamente por las 62 semanas que estamos haciendo sino por lo que va a venir después — una verdadera refundación y todo consistirá en una conversión permanente. Basta de tibiezas y de mediocridades.
Pero puede ser una frase “ficticia” que se transforma en una expresión vacía. Si es que debajo no hay otras cosa que dé el sentido, la fuerza, el coraje v la vitalidad v eso es la oración personal, trato de amistad con Jesús, estando verdaderamente a solas y largos ratos con El, de tú a Tú y de tanto estar y pasar momentos entrañables con Jesús, con toda la atención concentrada en un tú y Tú conmigo y yo contigo y tiempos y noches y días y hacerme entonces una presencia viva de Jesús, enamorado de El, dispuesto a sacrificarme cualquier cosa.
Si sucede lo que acabo de decir en éstas últimas palabras, si Jesucristo es aquella persona históricamente existente, muerta y resucitada, viva, ésta viva hoy y presente en mi alma. Aquel que hizo maravillas y vivió humildemente e hizo el bien a todos y les decía “no se lo cuenten a nadie” humilde, desaparecido…

¿Qué haría Jesús en mi lugar?
Y siempre haciendo el bien y buscando a los demás. Siempre con benignidad, con suavidad y dulzura, siempre humilde, paciente, misericordioso. Aquel Jesús maravilloso irá entrando en mí, entonces cuando sucede esto, basta ya una pregunta para ser Santos. Y la pregunta es: ¿qué haría Jesús en mi lugar?
Y eso repetido centenares de millones de veces, porque cada uno de nosotros en cada día de su vida tiene momentos diferentes, situaciones originales, novedosos, suceden cosas sorpresivas y entonces de repente no sabemos cómo actuar, cómo responder. Entonces preguntarse: “Jesús qué diría, qué haría, cómo se comportaría, qué palabras diría? ¿Qué haría Jesús en mi lugar? ¿cómo sería su paciencia en ese caso? Y ya están en la santidad perfecta. Nada más hace falta.

[Última palabra] Santidad: lo simple es totalizador; los Guías del futuro
Lo simple es totalizador, es decir, lo abarca todo, abarca la vida entera y si queremos llevar a la Santidad a nuestra gente tiene que ser una cosa simple pero que totalice íntegramente la vida y entonces podremos decir las palabras formidables que a mí me conmueven siempre de Juan y Pedro:
Caifás. no podemos dejar de hablar de aquello que vimos y oímos”; lo llevamos demasiado grabado para estarnos callados y sin decir nada a nadie. Nuestra vida es para dar publicidad a Él por el mundo entero. No podemos dejar de hablar de aquel que vimos y oímos.
Se llama testigos, se llama también apóstoles de Jesucristo y los guías del futuro yo quiero que sean algo de todo esto.

Por la copia:
Fr. Rufino María Grández, O.F.M.Cap. Guadalajara, domingo 26 octubre 2014

El conjunto completo de las entregas escritas con motivo del primer aniversario del P. Ignacio Larrañaga son cuatro, que puedes consultar:
610. Aniversario del Padre Ignacio Larrañaga 1/3 (ORACIÓN  DE ANIVERSARIO recordando al Padre Ignacio Larrañaga, 25 octubre)
612. Aniversario del Padre Ignacio Larrañaga 2/3: Como el Canto del cisne. Última homilía del Padre Ignacio Larrañaga en la ermita de Ntra. Sra. de Olatz (Azpeitia) 1 de Septiembre de 2.013
613. Aniversario del Padre Ignacio Larrañaga 3/3 Padre Ignacio Larrañaga, de gracia en gracia (Memoria y homenaje, 28 octubre 2014). Carta que escribió al P. Provincial el día que cumplió 30 años (4 mayo 1958), pidiendo ser destinado a Chile.
614. Transfigurado (Padre Ignacio Larrañaga). Transfigurado, poema (Vivencia de una misa aniversario que hemos vivido en el lugar donde murió el P. Ignacio, en la Casa de Oración Nazaret)
 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
;