domingo, 24 de mayo de 2015

695. Pasó la Pascua, para “vivir en Pascua”



Al Espíritu, herencia de la Pascua

Esta tarde de Pentecostés, al remate de las Vísperas, la rúbrica del libro de la Liturgia de las Horas nos advertía: “Terminadas las II Vísperas del domingo de Pentecostés, concluye el tiempo pascual”.
Después de haber gustado persistentemente durante siete semanas tan bellos, bellísimos… texto, una cierta nostalgia envolvía el alma. ¿Por qué se tiene que acabar el tiempo de Pascua…? Pero al vida es un “cursus” hacia el encuentro… y también la Pascua rueda año tras año.
Ahora bien, para nuestro consuelo hemos de saber dos cosas:
- que todo domingo es Pascua,
- y que toda la liturgia lo que celebra como realidad central y fontanal es el misterio pascual de Cristo, desde el que todo fluye.
Por tanto, pasó la Pascua, sí para “vivir en Pascua”.
El Espíritu ha venido mística y sacramentalmente a nuestros corazones. El Espíritu es la herencia de la Pascua.
Al Espíritu de Jesús, a quien llamamos Espíritu Santo, le dedicamos este himno, herencia de la Pascua.

Abierto a lo infinito, yo te adoro,
Espíritu de amor y de belleza,
que moras en mi alma y la fecundas,
haciéndola capaz de tu presencia.

Nací para ser tuyo eternamente,
partícipe ya hoy de tu excelencia;
Espíritu de gracia y de unidad
que en toda perfección se transparenta.

Espíritu dulcísimo, que eres,
para llegar a Dios la bella senda,
y en Dios revelación, confín abierto,
mi paz, mi libertad, mi dicha llena.

Espíritu en mi vida, día a día,
sorpresa y la verdad de una promesa;
y de la santa Iglesia esposa y madre
al corazón divina confidencia.

Espíritu, perenne y pura Pascua,
regalo de Jesús hasta su vuelta,
mi ser entero se abre cual regazo,
y de tu inmenso amor lleno se queda.

¡En ruta, hermano, en gloria y alabanza
a Dios, que es nuestra historia verdadera!
¡Bendita Trinidad que nos habita
y está anunciando la morada eterna!

Guadalajara, Jalisco, 24 mayo 2015, al terminar las II Vísperas de Pentecostés

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
;