martes, 14 de julio de 2015

715. Laudato si´(8) - Divina Eucaristía en pan y vino



Laudato si´(8) - Divina Eucaristía en pan y vino


Tendremos que poner a san Pablo como Místico de la Ecología cuando escribe: “Porque la creación, expectante, está aguardando la manifestación de los hijos de Dios… Porque sabemos que hasta hoy toda la creación está gimiendo y sufre dolores de parto…” (Rm 8,19-22). Le había precedido el Libro de la Sabiduría, mediados del s. I antes de Cristo (del cual la encíclica cita cuatro versículos: 6,7; 11,24.26; 13,5).
La Ecología integral termina siendo mística, cuando uno contempla la Eucaristía, donde Cristo, pan y vino se convierte en el centro del Cosmos y de la Historia y puerta de nuestra esperanza.
En la Eucaristía lo creado encuentra su mayor elevación. La gracia, que tiende a manifestarse de modo sensible, logra una expresión asombrosa cuando Dios mismo, hecho hombre, llega a hacerse comer por su criatura. El Señor, en el colmo del misterio de la Encarnación, quiso llegar a nuestra intimidad a través de un pedazo de materia. No desde arriba, sino desde adentro, para que en nuestro propio mundo pudiéramos encontrarlo a él. En la Eucaristía ya está realizada la plenitud, y es el centro vital del universo, el foco desbordante de amor y de vida inagotable. Unido al Hijo encarnado, presente en la Eucaristía, todo el cosmos da gracias a Dios. En efecto, la Eucaristía es de por sí un acto de amor cósmico: «¡Sí, cósmico! Porque también cuando se celebra sobre el pequeño altar de una iglesia en el campo, la Eucaristía se celebra, en cierto sentido, sobre el altar del mundo» [S. Juan Pablo II, Ecclesia de Eucharistia]. La Eucaristía une el cielo y la tierra, abraza y penetra todo lo creado. El mundo que salió de las manos de Dios vuelve a él en feliz y plena adoración. En el Pan eucarístico, «la creación está orientada hacia la divinización, hacia las santas bodas, hacia la unificación con el Creador mismo» [Benedicto XVI, Corpus Christi 2006]. Por eso, la Eucaristía es también fuente de luz y de motivación para nuestras preocupaciones por el ambiente, y nos orienta a ser custodios de todo lo creado”.
Benedicto XVI hablaba así en su homilía del Corpus Christi, 15 de junio de 2006: “Entonces, al contemplar más de cerca este pequeño trozo de Hostia blanca, este pan de los pobres, se nos presenta como una síntesis de la creación. Concurren el cielo y la tierra, así como la actividad y el espíritu del hombre. La sinergia de las fuerzas que hace posible en nuestro pobre planeta el misterio de la vida y la existencia del hombre nos sale al paso en toda su maravillosa grandeza. De este modo, comenzamos a comprender por qué el Señor escoge este trozo de pan como su signo. La creación con todos sus dones aspira, más allá de sí misma, hacia algo todavía más grande. Más allá de la síntesis de las propias fuerzas, y más allá de la síntesis de la naturaleza y el espíritu que en cierto modo experimentamos en ese trozo de pan, la creación está orientada hacia la divinización, hacia las santas bodas, hacia la unificación con el Creador mismo”.
Desde esta visión sublime elevamos nuestro canto


Divina Eucaristía en pan y vino,
aquí celebro nupcias con mi Dios,
mi ser entero aquí se diviniza,
dispuesto a ser abrazo de fusión.

En este Pan de pobres, cielo y tierra
alcanzan su unidad y su misión;
historia y creación en Cristo uno,
sellados son en paz y bendición.

Con ojos de bondad Jesús miraba
al Padre Dios presente en cada flor,
y cada creatura era Evangelio,
del Padre amado luz y resplandor.

Y hoy resucitado mira al mundo
cual parte de su cuerpo en la ascensión,
el mundo se hizo pura transparencia,
ofrenda bella a Cristo Redentor.

Mi cuerpo es suyo, gracia de su cuerpo,
mi cuerpo es santo, en él aspiración,
es don a los hermanos , como el suyo,
santificado en su consagración.

¡La gloria de Dios Padre en su Hijo amado
nos cubra en el Espíritu de amor,
hermosa Trinidad de mi esperanza
y gozo de mi peregrinación! Amén.

México,  Tlalpan, 14 de julio de 2015
(llegada de la nave New Horizons al espacio de Plutón, nave lanzada en 19 de enero de 2006)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
;