jueves, 24 de marzo de 2016

794 Ser todo de Jesús, por ser quien soy - Jueves Santo

Ser todo de Jesús, por ser quien soy

(Súplica, en memoria de 56 años de gracia, misericordia y paz,
en mi ordenación sacerdotal, Pamplona 2 de abril de 1960)

Ser todo de Jesús, por ser quien soy:
humilde sacerdote de su cuerpo;
su cuerpo es su alianza y es su historia
Jesús de Nazaret del Evangelio.

Su Cuerpo es Israel, su pueblo amado,
por quien murió en la Cruz, brazos abiertos,
amando y perdonando y abrazando
y Sumo Sacerdote bendiciendo.

De aquel pueblo su Madre y sus Apóstoles,
y Pablo misionero a quien yo leo…;
de Elías hasta hoy el fuego ardiente
ardiendo sigue igual que en el Carmelo.

Las santas Escrituras son mi brasa
perdón de mis pecados y consuelo,
la luz de mi camino y mi esperanza,
que allí mora Jesús, el Verdadero.

Piedad, Jesús… Tu Cuerpo son tus Pobres
y ante ellos yo me postro y los venero,
y a gusto les entrego estremecido
la santa absolución cuando confieso.

Piedad de mi Jesús, te lo suplico,
pasión de mis anhelos y mis versos,
en ti confío, rostro de tu Padre,
que así, al contemplarte, en paz me quedo. Amén.

 Rufino María Grández,
Misionero de la Misericordia
Guadalajara, Jalisco, Jueves Santo, 24/III/2016, al amanecer.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
;