jueves, 21 de abril de 2016

808. Himnario de la misericordia – continúa


Muy antes de que el hombre le ofendiera

Dios es misericordioso. La misericordia de Dios tiene una palabra anterior, una palabra primordial:  TERNURA.  Dios es lo que es, sin poder ser otro distinto. Y el amor de Dios es entrañable; de manera que cuando surge el pecado del hombre aparece ese “único amor de Dios”, el que era desde siempre como amor-misericordia, amor compasivo. Pero Dios era un amor así antes de que el hombre pecara.
Un amor que lo podemos ver en el mismo hecho de la creación.
“Amas a todos los seres
y no aborreces nada de lo que hiciste;
pues, si odiaras algo, no lo habrías creado” (Sab 11,24).
El amor-ternura, que cuando pecamos lo vemos como “amor-misericrdia” es inherente al ser de Dios. Su ternura, su misericordia precede al pecado.
Este es el Dios del Antiguo Testamento y el Dios que nos ha revelado su hijo amado, Jesucristo.

1. Muy antes de que el hombre le ofendiera,
Dios era en sus entrañas la ternura;
y fue en ternura el Hijo concebido,
y en ternura bajó desde la altura.

2. Ternura Encarnación fue su venida
y un nido de ternura fue su cuna:
el seno de María, humilde sierva,
jardín de Dios, Virgen de la escucha.

3. Si peco, mi pecado es mi miseria
y mi gemido rompe mi atadura:
muéstrate, Dios piadoso, en lo que eres,
mi Dios, no hombre, al perdonar mi culpa.

4. Jesús de Nazaret, hermano amado,
que a todos, en tu seno, a todos juntas,
la vida de tu Padre vivifica
y, al entregarla, toda herida cura.

5. Jesús Crucificado, sello y paz,
quietud que es un convite de dulzura,
en mí tu vida muere y resucita:
contigo cantaré el aleluya.

6. ¡Oh santa Trinidad, amor viviente,
encuentre en tu recuerdo mi figura:
¡gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu,
mi gozo y esplendor, mi luz futura! Amén.

Guadalajara, Jalisco, jueves de la IV semana de Pascua,
21 de abril de 2016


Tu amor original, oh Padre amado

1. Tu amor original, oh Padre amado,
a mí desciende, eterno, estremecido,
amor de todo amor que sin origen
en tus entrañas engendró a tu Hijo.

2. Amor que es beso ardiente del Espíritu,
que a mí me envuelve, el corazón ardido,
amor que me pensó, que me creó,
que unificó mi ser con el Ungido.

3. Amor de hogar, amor de Trinidad,
ternura de mi Dios, amor divino,
amor de mi retorno con Jesús,
oh dulce amor nupcial de mi destino.

4. Jesús nació de amor, de amor murió,
de amor resucitó, y fue ascendido:
y espera en el amor el triunfo cierto
que al Hijo el Padre amado ha prometido.

5. Locura del amor misericordia
en el que yo me siento protegido;
amor de cada día hasta la muerte:
mi vida es tuya, oh Padre, en ti confío.

6. Y ahora alabo y canto con la Iglesia,
y al trono de ese amor irá este himno,
¡oh Dios que te revelas tiernamente,
el Dios que me ha abrazado, oh Padre mío!

Guadalajara, Jalisco, viernes de la IV semana de Pascua,

22 de abril de 2016

Al margen de esta página puedes pinchar en el cuadrito “Himnario de la Misericordia” y aparecerá un folleto de 12 Himnos y canciones “Misericordiae vultus”

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
;