martes, 23 de mayo de 2017 0 comentarios

956. Canción de amor a Jesús Resucitado – 15



Tres victorias del Espíritu

“Os conviene que yo me vaya; porque si no me voy, no vendrá a vosotros el Paráclito. En cambio, si me voy, os lo enviaré. Y cuando venga, dejará convicto al mundo acerca de un pecado, de una justicia y de una condena. De un pecado, porque no creen en mí; de una justicia, porque me voy al Padre, y no me veréis; de una condena, porque el príncipe de este mundo está condenado” (Jn 16,7-11, del Evangelio de hoy, martes de la VI semana de Pascua)

Tres victorias del Espíritu
muestran el rostro de Cristo,
son cortejo de la Iglesia
y brillan en los discípulos.

              I
Tú, vencedor del pecado,
dejaste al mundo convicto,
Espíritu poderoso,
que ascendiste al Hijo vivo.

La victoria de la fe
era triunfo de sencillos,
pecaban los que negaron,
y en la fe se vio el prodigio.

Espíritu, santidad,
en fe luminoso abismo,
dame en la fe la verdad
que vea lo nunca visto.

              II
Espíritu victorioso
y justicia de elegidos,
Jesús ha marchado al Padre
Y esa paz es la que pido.

Que la santa voluntad
en él toda se ha cumplido,
y como herencia ha dejado
memoria y fuego prendidos.

Tú eres, Jesús, mi sendero,
justicia ante el Compasivo,
ante el Padre muy amado
somos los justos contigo.

              III
Espíritu que derrotas
todo poder enemigo,
no vence el mal en el mundo,
que el mundo está de ti ungido.

Que el mundo es el mundo amado
y al mundo vino el envío,
por el seno de una Virgen
sellaste un pacto divino.

Espíritu de milagros,
que has creado el Paraíso,
hoy y siempre celebramos
que por siempre hayas venido. Amén.

Guadalajara, Jalisco, martes de la VI semana de Pascua,
23 mayo 2017.
lunes, 22 de mayo de 2017 0 comentarios

955. Canción de amor a Jesús Resucitado – 14



Me dice el Resucitado

“Cuando venga el Paráclito, que os enviaré desde el Padre, el Espíritu de la verdad, que procede del Padre, él dará testimonio de mí; y también vosotros daréis testimonio, porque desde el principio estáis conmigo.  
Os he hablado de esto, para que no os escandalicéis. Os excomulgarán de la sinagoga; más aún, llegará incluso una hora cuando el que os dé muerte pensará que da culto a Dios. Y esto lo harán porque no han conocido ni al Padre ni a mí. Os he hablado de esto para que, cuando llegue la hora, os acordéis de que yo os lo había dicho” (Jn 15,26-16,4a, Evangelio de hoy)

1. Me dice el Resucitado
que yo he de ser perseguido,
si el pan y el vino comulgo
yo comulgo su martirio.

2. Comulgo en la mesa santa
la historia toda del Hijo,
comulgo a Getsemaní,
el Monte de los Olivos.

3. Comulgo la luz del día,
el primero amanecido,
el cuerpo del Primogénito
Cuerpo de Dios infinito.

4. Viene entonces de los cielos
el Espíritu testigo;
él enaltece a Jesús,
centro, peana y destino.

5. El Espíritu enviado
a favor del que ha venido,
Cristo, Evangelio de gracia,
Evangelio combatido.

6. Con él, mi Pascua y mi senda,
por su amor me siento unido;
los apóstoles, primeros,
por estar desde el principio.

7. Es este pueblo mi pueblo,
sus mártires mis amigos,
el Espíritu y el Padre
todos obrando lo mismo.

8. He aquí mi humilde ofrenda
para el tiempo del peligro,
álzate, Señor piadoso,
y mira mi sacrificio.

9. ¡Ábreme tu corazón,
Cristo triunfante y benigno!;
¡sea tuyo sin quebranto
por tu consuelo divino!. Amén

Guadalajara, lunes de la VI semana de pascua, 22 mayo 2017
domingo, 21 de mayo de 2017 0 comentarios

954. Canción de amor a Jesús Resucitado – 13



Tú a mí y tú en persona

El que acepta mis mandamientos y los guarda, ese me ama;
y el que me ama será amado por mi Padre,
y yo también lo amaré
y me manifestaré a él”
(Jn 14,21, último versículo del Evangelio de hoy)

1. Tú a mí y tú en persona
te vas a manifestar;
vendrás a mi humilde casa
a darme tu intimidad.

2. Sabré de tus propios labios
lo que ni puede soñar,
que Dios amante se sienta
a mi lado a conversar.

3. Adentro, que muy adentro,
donde el pensar es real
mi yo y el tú de los cielos
las manos se van a dar.

4. Yo me he quedado en silencio
con el placer de escuchar;
yo soy la playa de arena
y él es el inmenso mar.

5. Yo cerquita de la nada
parezco ser nada más,
y Él es Jesús infinito
como el Padre todo igual.

6. Y quiere hablarme y me habla
palabras de intimidad;
soy el amigo de Dios
experto en divinidad.

7. Dios mío, yo pecador,
que no me quiero engañar…
tan solo una gota pido
de tu infinito caudal.

8. Mas Jesús me va diciendo
que se quiere revelar,
según mi modo y medida
él se quiere derramar.

9. Las puertas del corazón
abriré de par en par,
háblame lo que tú quieras
en santa simplicidad.

10. Deifica cuerpo y alma
de mi casa terrenal,
y cuéntame lo que quieras
de tu casa celestial.

Guadalajara, Jalisco, Domingo VI del tiempo pascual, 21 de mayo de 2017
 
div> ;