martes, 23 de mayo de 2017

956. Canción de amor a Jesús Resucitado – 15



Tres victorias del Espíritu

“Os conviene que yo me vaya; porque si no me voy, no vendrá a vosotros el Paráclito. En cambio, si me voy, os lo enviaré. Y cuando venga, dejará convicto al mundo acerca de un pecado, de una justicia y de una condena. De un pecado, porque no creen en mí; de una justicia, porque me voy al Padre, y no me veréis; de una condena, porque el príncipe de este mundo está condenado” (Jn 16,7-11, del Evangelio de hoy, martes de la VI semana de Pascua)

Tres victorias del Espíritu
muestran el rostro de Cristo,
son cortejo de la Iglesia
y brillan en los discípulos.

              I
Tú, vencedor del pecado,
dejaste al mundo convicto,
Espíritu poderoso,
que ascendiste al Hijo vivo.

La victoria de la fe
era triunfo de sencillos,
pecaban los que negaron,
y en la fe se vio el prodigio.

Espíritu, santidad,
en fe luminoso abismo,
dame en la fe la verdad
que vea lo nunca visto.

              II
Espíritu victorioso
y justicia de elegidos,
Jesús ha marchado al Padre
Y esa paz es la que pido.

Que la santa voluntad
en él toda se ha cumplido,
y como herencia ha dejado
memoria y fuego prendidos.

Tú eres, Jesús, mi sendero,
justicia ante el Compasivo,
ante el Padre muy amado
somos los justos contigo.

              III
Espíritu que derrotas
todo poder enemigo,
no vence el mal en el mundo,
que el mundo está de ti ungido.

Que el mundo es el mundo amado
y al mundo vino el envío,
por el seno de una Virgen
sellaste un pacto divino.

Espíritu de milagros,
que has creado el Paraíso,
hoy y siempre celebramos
que por siempre hayas venido. Amén.

Guadalajara, Jalisco, martes de la VI semana de Pascua,
23 mayo 2017.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
div> ;